5 juegos inolvidables de la primera PlayStation Vol. 2

Repasamos otros cinco juegos de la primera PlayStation que han dejado huella y que son muy recordados.

Hace unos días hablábamos de algunos de los mejores títulos que llegó a tener la primera PlayStation, sobre todo juegos que no estaban en su top 5 (del cual ya se ha hablado tantas veces, que ya cansan). Hoy continuamos con esa misma línea y vamos a elegir otros cinco juegos que consideramos clásicos básicos del catálogo.

Recordemos que los juegos de la primera PlayStation cada vez están más presentes en PlayStation Network y PlayStation Now, por lo que tenemos una nueva oportunidad para disfrutarlos. Como podrás ver, hemos seleccionado otros cinco títulos que, a su modo, dejaron huella, y de los que guardamos un recuerdo especial. Después de esta entrega posiblemente habrá una tercera y, por ahora, lo dejaremos ahí. Aunque con miles de juegos en su catálogo, hablar del software de PSone seguro que nos daba para más de una publicación adicional.

Parodius: Forever with Me

Aviso a navegantes: solo se lanzó en Japón. En España vimos el primer Parodius, el cual, además, estuvo entre los títulos de lanzamiento de PlayStation en nuestro mercado. Ese juego había dejado muy buenas impresiones, sobre todo porque recuperó y mejoró lo que había ofrecido en Super Nintendo (con su fantástico truco de inmunidad que hacía que todo fuera menos estresante).

Parodius: Forever with Me fue otra de sus secuelas pero, a nuestro parecer, la mejor de todas. A lo largo del juego hay muchas parodias-guiños y referencias a otros juegos de Konami, desde Castlevania hasta la propia saga Tokimeki Memorial (en la cual ya se hace guiño con el nombre del juego). En el caso de no llegar a tener la posibilidad de probar Forever with Me, te recomendamos que pruebes el primer Parodius, porque también es un excelente shoot’m up.

Dragon Ball Z: Ultimate Battle 22

Antes de salir PlayStation en Europa ya veía la versión japonesa que estaba disponible de importación en una tienda de la ciudad. Con solo ver la intro, teniendo en cuenta que los fans de Goku y compañía veníamos de sus juegos de Super Nintendo, te quedabas sorprendido. Era como la serie, anime puro y duro. La gran cantidad de personajes que estaban disponibles también resultaba impactante, y aunque su jugabilidad podía ser mejorable, sobre todo la versión japonesa a 60 hz, era muy gratificante. Para el fan de Dragon Ball fue algo que lo cambió todo en cuanto a juegos de lucha.

Real Bout Fatal Fury Special: Dominated Mind

Se han creado muchas versiones de Real Bout Fatal Fury, pero esta impactó en el mercado de una forma tremenda. SNK se esforzó en que la presentación en PlayStation lo convirtiera en un juego que todos los fans de la lucha quisieran tener. Añadió dos personajes. Por un lado, se coló Alfred, que venía de Real Bout Fatal Fury 2. Y por otro se incorporó White, que era Alexander “Alex” DeLarge de La Naranja Mecánica en su máxima expresión y locura.

La idea era terrible, pero no hay que olvidar que Fatal Fury tiene un torero, al Duende Tortuga de Dragon Ball y a mil personajes igual de surrealistas, así que al final no quedaba tan mal. Respecto a la versión original del juego, se revisaron los combos, se añadieron los Final Impacts y otros movimientos especiales y también hubo escenas de anime que le quedaban genial para darle impacto a la historia. Además, Geese Howard llevaba un halo en la cabeza para que quedara claro que estaba muerto y enterrado. Nunca se lanzó fuera de Japón por extraño que resulte.

Alien Trilogy

Alien Trilogy era estupendo. La inmersión que ofrecía cada nivel, la manera en la que los aliens tipo araña se te lanzaban a la cara para acabar contigo y esa banda sonora suave que no pegaba para nada con el desarrollo de los tiroteos, eran irresistibles. Se convirtió en uno de los mejores FPS de su generación y en una de las sorpresas para todos los que lo probaron, incluso si no eran fans de la saga Alien.

Smash Court Tennis 2

Conocido en Europa como Anna Kournikova’s Smash Court Tennis, se trató de uno de los mejores juegos de tenis vistos en su época. Se trataba de la segunda entrega del reputado juego de tenis arcade de Namco, con una jugabilidad que lo hacía adecuado para cualquier persona y que tenía gran variedad de personajes. Namco demostraba que como con sus Ridge Racer se podía ofrecer un buen juego arcade que tuviera connotaciones realistas de forma que todo el mundo lo disfrutara.

Los controles eran sencillos y se incorporaban muchos tipos de partido. Además, resultaba fácil de controlar, asequible desde el primer partido y con unos gráficos llenos de color. La transformación que tuvo en Europa con la tenista como elemento de atracción no le hizo justicia. Podría haber llegado mucho más alto si Namco hubiera confiado en él.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...