¿Está tu televisión inteligente reuniendo datos personales tuyos?

La polémica se extiende entre los usuarios de televisiones de Samsung al descubrir que estas transmiten datos confidenciales a terceros.

Samsung Smart TV

En los últimos días se ha desatado la locura en cuanto a términos de seguridad y privacidad al descubrirse que Samsung podría estar espiando a los usuarios. Y no ocurre a través de los teléfonos móviles, que suelen ser los sospechosos habituales en este sentido, sino mediante las televisiones inteligentes. La noticia ha sorprendido a muchos usuarios y los amantes de las teorías conspiratorias se están relamiendo por el potencial que le ven a esta noticia.

¿Pero es real el problema o solo algo que ha crecido desde un grano de arena hasta convertirse en la polémica de la semana? Samsung ha hablado al respecto, pero lo ha hecho sin mojarse. Y si profundizamos en la letra pequeña de la política de privacidad de sus televisiones Smart, es cierto que en ella se indica que el dispositivo reúne información personal. Lo hace a través del reconocimiento de voz, por lo que la televisión va «aprendiendo» de lo que escucha que decimos. Una vez con esta información en las manos, se manda a terceras empresas donde al final no nos queda muy claro para qué se utiliza. Y eso es lo que preocupa a los usuarios.

La buena noticia es que Samsung sí ha hablado sobre en qué momento se graba la voz y lo que dice el usuario. Y no es algo que ocurra de manera constante, como si tuviéramos un Gran Hermano que nos vigila, sino que solo pasa en aquellos momentos en los que el reconocimiento de voz está activado. Pero no nos montemos películas pensando en que el reconocimiento de voz se activa sin nuestro permiso y a escondidas, porque cuando está activado hay un icono de un micrófono en la pantalla. Es decir, por ahora dejemos de lado las teorías conspiratorias.

Este no parece, a priori, un método de control del gobierno sobre sus ciudadanos, así que en ese aspecto nos podemos quedar tranquilos. Por otro lado, se nos ocurren pocos casos en los que el gobierno colaboraría con Samsung, una empresa coreana, para llevar a cabo esta tarea. Y si queréis fastidiar a Samsung, el gobierno o quien sea que se está beneficiando de esta recolección de datos, solo tenéis que entrar en las opciones de la televisión y apagar la recogida de información del reconocimiento de voz. Y ya está.

Samsung no dice para qué se usa exactamente la información, pero sí se compromete a que estos datos no son vendidos, sino simplemente cedidos. Imaginamos que algo ganarán en el proceso, porque no hay ninguna empresa que trabaje gratis o ceda parte de su tecnología sin compensación. Para nosotros no debería ser una preocupación, pero si os da dolores de cabeza lo mejor es desconectarlo.

Vía: The Daily Beast

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...