¿Cómo jugar a los juegos de Xbox Series X en una tele Samsung sin consola?

Te enseñamos cómo tienes que configurar el servicio de Xbox Game Pass en las televisiones smart más avanzadas de Samsung.

La pregunta puede sonarte rara salvo que estés al tanto de la última tecnología de la que hacen uso las televisiones smart más avanzadas de Samsung. Pero se trata de algo de lo más interesante y que tiene muchas posibilidades a la vista de los buenos resultados que proporciona.

Esta guía también te servirá si ya tienes una de esas televisiones, pero no sabes muy bien cómo sacarle provecho. Te vamos a enseñar todo lo que tienes que hacer para poder rentabilizar tu configuración de gaming y que puedas disfrutar de la manera más cómoda posible.

¿Qué necesitas para poder jugar a Xbox Series X en una tele Samsung?

Lo principal es una televisión inteligente de Samsung. No obstante, no sirve cualquier modelo. Es necesario que dispongas de una de las pantallas smart de la empresa coreana que han sido comercializadas en su catálogo correspondiente al año 2022. Además de esto, también va a ser imprescindible que tengas una suscripción al servicio Xbox Game Pass, la cual puedes compartir también en tu consola. Pero no sirve cualquier suscripción. Necesitas la versión Ultimate, que es la cual te da acceso a la app de Xbox en la televisión.

Por supuesto, vas a tener que estar conectado a Internet para poder jugar. Y no sirve con cualquier conexión. Este es un servicio de gaming en nube que requiere una alta estabilidad y una capacidad de conexión considerable. Lo que se recomienda son 20 Mbps de conexión o una red Wi-Fi que esté basada en 5G. Con ello puedes disfrutar de una experiencia adecuada, pero si puedes disponer de un soporte de conexión que sea más potente, las posibilidades de juego serán mayores, con más fluidez y estabilidad.

Lo último que necesitas, como es obvio, es un mando. Piensa que vas a jugar a los juegos de Xbox desde la televisión sin tener los juegos en las manos y también sin tener consola. Pero, para jugar, necesitas tener un gamepad. Te servirá prácticamente cualquier mando de juego que sea compatible con Bluetooth. Microsoft recomienda usar el mando oficial de Xbox, pero no es necesario. Es más, puedes incluso conectar el mando de PlayStation 5 si tienes uno.

¿Cómo jugar con juegos de Xbox Series X en una televisión smart de Samsung?

¿Lo tienes todo? En tus manos está el mando de juego, la suscripción de Xbox y la conexión a Internet de calidad. En ese caso, puedes comenzar con el proceso de instalación. Para ello, enciende la televisión y entra, desde el menú principal, a la sección Samsung Gaming Hub. Si la has utilizado en otras ocasiones, sabrás que hay distintas apps de gaming y juegos a los que acceder.

Fíjate bien y verás que, en el menú de gaming, se encuentra disponible la app Xbox. Cuando la intentes cargar, el sistema te solicitará que introduzcas tu nombre de usuario y contraseña correspondiente al servicio de Microsoft. Aquí es cuando tienes que usar los datos de la suscripción de Xbox Game Pass. La identificación es rápida y podrás almacenar los datos de usuario para que no tengas que introducir la información cada vez que quieras comenzar a jugar.

Lo siguiente que debes hacer es conectar el mando Bluetooth y vincularlo a la televisión. Comprueba que todos los botones funcionan de manera correcta y luego, cuando cargues el primer juego, haz una prueba general de control para saber que el mando se ha integrado de forma eficiente. Por lo general, no suele haber problemas, pero siempre es mejor asegurarse y no encontrarse con que un botón no funciona cuando te encuentras en un momento tenso de algún juego competitivo.

Después de esto ya tendrás ante ti la lista de juegos de Xbox de los que puedes disfrutar conectado con tu televisión smart de Samsung. Como apreciarás, la variedad es enorme. Es muy posible que pases más tiempo intentando decidir el juego al que jugarás que jugando, al menos el primer día. Para jugar, elige el juego que quieras, pulsa en el botón de aceptar y este comenzará a cargar.

Como estás disfrutando de un servicio de gaming en nube, no tienes que preocuparte sobre esperas ni descargas. Tal y como ya sabrás, el gaming en cloud tiene beneficios como este, pero también algunas desventajas. Por ejemplo, te vas a encontrar con un límite en la capacidad visual con la que se mostrarán los juegos. El tope que se ha puesto es de una resolución de 1080p, pero el rendimiento de los juegos también variará dependiendo de cuál sea el tipo de conexión que tengas. Piensa que, si tu conexión no es muy rápida, la capacidad visual será incluso inferior a los habituales 1080p.

Más allá de esto no hay nada más que tengas que aprender. Las partidas se salvan en la nube dentro de cada juego, así que no debes tener miedo por perder tu progreso. Como comprobarás, se trata de una forma excelente de gaming sin tener que disponer de consola.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...