Ante la compra de dispositivos móviles, cuidado con los precios

Antes de comprar un dispositivo de segunda mano es recomendable asegurarse de que se trata de un precio adecuado para cada producto.

Un tablet infantil

Los dispositivos móviles están cada vez más en boca de todos y sus niveles de venta han alcanzado estándares realmente elevados. Ya es habitual que muchas personas no solo tengan un smartphone, sino que también cuenten con un tablet. Incluso en las pasadas navidades vimos cómo los tablets se convertían en dispositivos muy exitosos entre los más pequeños de la casa, quienes pueden acceder a versiones personalizadas de estos terminales.

Por eso es cada vez más importante que tengamos muy en cuenta el precio de venta de los terminales con la intención de que no nos den gato por liebre. Si bien hay tiendas donde no deberíamos tener ninguna duda acerca de los precios que nos ofrezcan, no todos los comercios son del mismo calibre y confianza en este sentido. Y no queremos desprestigiar a nadie, pero sí es cierto que cada vez nos encontramos con más ejemplos de tiendas en las que intentan sacarles los cuartos a sus clientes teniendo en cuenta que venden los productos a costes más elevados de los que deberían.

Comenzando por las tiendas de segunda mano, son un lugar donde hay que tener mucho peligro. Nos hemos fijado que en muchos de estos comercios se tiene la costumbre de poner a la venta dispositivos de segunda mano a precios idénticos, superiores o algunas veces inferiores a los que tienen estos terminales en sus versiones nuevas.

Y esto debería ser algo que estuviera lo suficientemente controlado para que no ocurriera. Pongamos el ejemplo, ya que lo hemos mencionado antes, de un tablet infantil. Este es un tipo de producto en el cual este tipo de tiendas aprovechan para subir los precios de manera más sensible, aprovechándose de que el público objetivo quizá no está informado sobre los costes reales.

En una tienda de segunda mano, no diremos cuál, nos encontramos con un tablet infantil, específicamente uno de Monster High, la marca de los últimos años preferida entre las niñas, que tenía un coste de casi 90 euros. Y este precio es el que se puede encontrar en grandes superficies como El Corte Inglés, Fnac, Media Markt y similares. ¿Por qué vamos a pagar el mismo precio por un dispositivo de segunda mano que por uno nuevo? No olvidemos que las tiendas de segunda mano no suelen ofrecer, hablando en términos generales, ningún tipo de garantía o quizá solo garantías de escaso tiempo en las que, como mucho, conseguiríamos que nos devolvieran el dinero en forma de un vale. Tengamos cuidado con estas situaciones y, sobre todo, comparemos los precios.

Vía: Ingo Devices

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...