Un robot que podría ser un velociraptor

Un grupo de científicos coreanos están creando el que podría ser el primer dinosaurio robótico con el aspecto de los velociraptores.

Un robot de gran velocidad

No nos montemos películas que todavía falta para que volvamos a ver la siguiente entrega de Jurassic Park en los cines. La gente de Mashable ha divagado un poco sobre la presentación de un nuevo robot, sus piernas en realidad, que podrían recordar a las de un velociraptor. Es un robot bípedo que tiene una gran velocidad y que puede llegar a ser más rápido que el hombre más veloz del mundo (y no, contamos con que el superhéroe Flash no existe).

El robot ha sido creado por un equipo de Corea, que ha utilizado para ello una fórmula de piernas de carbón compuesto. Lo han dotado de elementos que permitan al robot, las piernas, demostrar lo posible que sería representar la esencia de uno de los mencionados dinosaurios. Para que sea más llamativo han incluido en el diseño tendones de Aquiles. No por pura diversión, sino porque se ocupan de recapturar la energía que proporciona su acción al avanzar. Todo tiene sentido si entendemos un poco más de la cuenta sobre robótica, aunque no hace falta para hacernos a la idea de lo terrorífico que sería que alguien decidiera hacerse su propio ejército de velociraptores robóticos.

Seguro que serviría como argumento para una película de terror, pero no sería nada que nos gustaría encontrarnos en la realidad. El robot ha sido diseñado de una forma tan compleja que hasta tiene un sistema de cola con el cual puede esquivar obstáculos.

¿Qué es lo que garantizan estas piernas de velociraptor robótico? Tenemos con que alcanza velocidades de 28,58 millas por hora. Bastante espectacular si tenemos en cuenta el progreso que ha realizado el equipo coreano en cuanto a la creación del robot. Por ahora no han conseguido superar el récord de otro robot ya conocido, el Cheetah, pero todo avanza de una forma suficientemente prometedora como para que esto sea cuestión de un tiempo.

Este tipo de robots, por ahora, se quedan en el laboratorio. No hay duda de que se trata del lugar donde deberían estar, sin excepciones. No deberíamos preocuparnos por algún día encontrarnos una oleada de robots velociraptores persiguiéndonos por la calle, pero quién sabe si en el futuro este tipo de creaciones terminarán utilizándose con fines bélicos. Nos sorprendería, sinceramente, si esto no llegara a ocurrir. Hoy por hoy, dejaremos que los científicos sigan a lo suyo con sus invenciones, algún día ya nos preocuparemos de lo que hayan creado.

Vía: Mashable

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...