Un robot Pepper ha sido atacado en Japón

Un cliente descontento de SoftBank ha reaccionado con furia hacia un robot Pepper debido a los efectos del alcohol.

Robot atacado en Japón

¿No os da la sensación de que cada vez hay más titulares en la prensa relacionados a representar la relación entre humanos y robots? ¿Y no os parece que estos cada vez se enfocan más hacia la violencia? No sabemos si será el detonante de la futura guerra entre humanos y robots, pero vamos viendo que hay muchos humanos que no están precisamente contentos de que el mundo comience a llenarse de entidades robóticas. Que se lo digan a uno de los Pepper que ya están trabajando en Japón y que ha sufrido el asalto de un japonés que había bebido demasiado alcohol.

Ha ocurrido en Yokosuka, donde un hombre llamado Kiichi Ishikawa entró en una tienda de SoftBank el domingo por la mañana y comenzó a golpear al robot. Parece que todo comenzó cuando un empleado del comercio disgustó al cliente borracho y este decidió pagarlo con el robot, al que dio una patada que lo dejó totalmente dañado.

El robot todavía no ha sido configurado para reaccionar ante los ataques, por lo que no hubo ningún tipo de represalia ni tampoco de quejas. Pero es muy probable que los Pepper sufran algún tipo de modificación que al menos les permita poner en práctica técnicas para evitar el conflicto.

No obstante, el delito ha sido saldado con una detención para el hombre que atacó al Pepper. Por mucho que no se trate de una entidad humana, se ha considerado que con su ataque ha dañado una propiedad privada de la entidad bancaria, la cual tiene un valor de fabricación de 1600 dólares. Más que suficiente para sufrir una multa que ayude al hombre en cuestión a entender que los robots no deben ser atacados y que deberían tener el mismo nivel de respeto que las personas.

Eso sí, el hombre, posiblemente cuando se serenó y no actuó por los efectos del alcohol, reconoció lo que había hecho y se disculpó. Fue una situación de dejarse llevar por la frustración de cómo le habían atendido en combinación con el efecto que produce tener una elevada carga de alcohol en el cuerpo. Es posible que si el Pepper hubiera reaccionado e intentado hablar con el hombre, pidiéndole que dejara de pegarle, la situación hubiera terminado de una forma distinta.

Quizá, como decíamos, esto haga que los fabricantes de Pepper tengan en cuenta la necesidad de incorporar algunos cambios en el funcionamiento de su robot.

Vía: Japan Times

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...