Todo el mundo quiere tener un Pepper en su vida

En manos de 1 minuto se han vendido todas las unidades del robot Pepper de su primera remesa en Japón.

Robot Pepper

En el año 2014 se presentó en Japón una nueva iniciativa robótica de SoftBank, la conocida empresa de telecomunicaciones. Ahora que hay tanto revuelo por los robots la operadora quiso dar su propio punto de vista acerca de lo que ellos creían que podía ser un buen compañero para el entorno del hogar. Dijeron que aún no estaba acabado ni preparado para su comercialización, pero que el momento acabaría llegando.

Y vaya si ha llegado. El robot se ha puesto a la venta hace unas horas en la red y su primera remesa se ha agotado en tiempo récord. Los primeros 1000 robots del modelo Pepper solo han durado 1 minuto. Ni siquiera han estado disponibles durante 60 segundos, en menos de ese tiempo se han agotado de manera absoluta. El público, tal y como se ha podido comprobar, está ansioso por disponer de este tipo de tecnología en el hogar. Su precio era de 198,000 yens cada robot, lo que viene a traducirse en alrededor de 1500 euros al cambio.

Ya se dijo tiempo atrás que Pepper no es un robot convencional. No es un robot que nos vaya a ayudar a levantar peso. Tampoco es un robot de defensa, ni un robot que tenga capacidad de cocinar. Ha sido creado para convertirse en nuestro amigo y compañero, sin más.

La sociedad japonesa quiere, desde hace mucho tiempo, tener entidades robóticas que puedan dar soporte a los ciudadanos sin tener que regirse por las obligaciones de comportamiento a las que están sometidos. A muchos japoneses les gustaría ser como Fry de Futurama y tener un robot, aunque posiblemente uno mejor hablado. Con Pepper se da respuesta a este deseo, dado que el robot es un apoyo emocional y no va mucho más allá de eso.

Puede detectar las emociones humanas y reaccionar a cada una de ellas. Si nos ve llorar sabrá que estamos tristes y nos consolará. Si nos ve reír, el también participará de esa diversión. Siempre tratará de estar en sintonía con lo que necesitemos. También es capaz de recibir órdenes a través de comandos de voz y de comunicarse.

Lo más impactante es que Pepper tiene un sistema que le permite desarrollar una personalidad propia en base al tipo de contacto que tenga con sus propietarios. Eso es algo que los creadores creen que ayudará a que encaje mejor en el hogar donde resida. Aunque no deja de sonar algo preocupante a la vista de los precedentes cinematográficos.

Vía: CIO

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...