Los niños japoneses contra los robots

Los niños pueden ser un gran peligro para los robots, por lo que ya se ha inventado un algoritmo para evitarles.


Un estudio llevado a cabo por una serie de universidades japonesas ha desvelado que el mayor peligro para los robots no se encuentra en los adultos (al menos en Japón), sino en los niños. Si bien hace poco supimos del asalto que había sufrido un robot en Estados Unidos, desde el país del sol naciente llega información más preocupante, dado que los niños pueden llegar a ser muy peligrosos. En un vídeo grabado con cámara oculta se ve cómo reaccionan los niños ante un robot que está haciendo su vida en un centro comercial de Osaka.

El estudio determina que el robot se convierte rápidamente en el blanco de las molestias de los niños. Lo primero que hacen es impedirle el paso, lo que le deja sin poder avanzar por la ruta que tuviera la intención de seguir. A medida que se reúnen más niños el robot tiene menos posibilidades de avanzar. A continuación la temperatura sube y los niños comienzan a plasmar un comportamiento violento. Es entonces cuando golpean al robot o incluso le lanzan objetos.

La situación para el robot es mala, por lo que los ingenieros de varias universidades japonesas han tenido que trabajar en un algoritmo que sirva como medida de defensa contra los niños. Quién nos lo iba a decir.

El resultado, una vez reprogramado el robot, es que este es capaz de darse cuenta de la situación de acoso en la que se encuentra por parte de los niños y reaccionar en base a ello. Lo primero que hace es buscar un camino alternativo para esquivar a los niños y marcharse. En el caso en que se reúnan más niños o la situación se complique, el algoritmo programado para el robot tiene capacidad para detectar el lugar donde se encuentran los padres de los niños en cuestión. Y lo que hace, ni corto ni perezoso, es acercarse a los padres.

Se cree que así será cómo los niños no volverán a molestar al robot, dado que en presencia de su padre no harán ese tipo de acciones. Un concepto que, sin duda, nos convence para la recta sociedad japonesa, en la cual los adultos están muy comprometidos con actuar de manera adecuada en todo tipo de situaciones, pero que suponemos no acabaría teniendo una gran utilidad en otros países. Porque nos imaginamos que si el robot se le acerca a un padre de determinados lugares, seguro que el padre se une a la fiesta de molestar a este ser tecnológico.

Vía: Mashable

Foto: IgorSuassuna

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...