La conexión Wi-Fi permitirá controlar robots

Un nuevo sistema de guía controlado por Wi-Fi permite a los astronautas de la Estación Espacial Internacional liberar un poco de su carga de trabajo.

Robot en Marte

Buenas noticias para el sector de la robótica, en especial para los astronautas que se encuentran trabajando en la Estación Espacial Internacional. Un nuevo sistema Wi-Fi que ha sido presentado da la oportunidad de controlar ciertos robots de la estación a través de Wi-Fi, lo que ayuda a liberar el trabajo de los astronautas para que ellos se puedan dedicar a tareas más relevantes.

Habla de ello New Scientist y ha sido algo que ha tenido rápida repercusión en el mundo entero. Por ahora este nuevo sistema Wi-Fi todavía se encuentra en proceso de prueba, realizándose ajustes para ver hasta qué punto se le puede sacar partido. Los robots con los que se está haciendo la prueba son ya unos clásicos en la estación espacial, dado que llevan activos en ella desde el lejano año 2006.

La implementación de los controles Wi-Fi en el manejo de estos robots dará la oportunidad a los astronautas de tener una mayor flexibilidad en su trabajo. Según la NASA, el objetivo definitivo, una vez se exprima todo el potencial de la conexión de guía Wi-Fi, será que los robots controlados de forma remota se puedan desplazar por toda la estación de forma sencilla y así llevar a cabo multitud de tareas. En la actualidad, estos robots, para no complicar su presencia, están encerrados en pequeños espacios en los que prácticamente no tienen movimiento. Pero si se les controlara por Wi-Fi las posibilidades aumentarían mucho.

De momento el progreso está siendo positivo y demuestra lo que puede dar de sí este tipo de conexión entre los astronautas. Pero como es lógico, una vez se compruebe su utilidad en el espacio, el sistema de guía por Wi-Fi también se pondrá en práctica en otros sectores. Los especialistas en el sector de la robótica se debaten entre darle autonomía propia a los robots, para que siguiendo unos parámetros sean capaces de tomar decisiones propias, y entre manejar a distancia los movimientos y acciones de las máquinas. Existen dos vertientes bien diferenciadas en cuanto a sus especialistas y está por ver cuál de las dos acaba teniendo un desarrollo más saludable. Científicos como Stephen Hawking ya han hablado en repetidas ocasiones de los peligros que supone darle demasiada vida a la inteligencia artificial, algo que podría acabar siendo el mayor peligro al que se enfrente la humanidad.

Pero si algo nos han demostrado las películas es que algunos científicos no ven los peligros hasta que estos les explotan en la propia cara. En el futuro veremos qué ocurre al final.

Vía: New Scientist

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...