Zank, préstamos sociales para financiar toda clase de proyectos

Zank llega de la mano de PlugandPlay para facilitar la micro financiación de proyectos de todo tipo, con condiciones claras, plazos de pago estipulados e intereses que son en promedio del 7 por ciento.

zank

La web ha mostrado un espíritu comunitario prácticamente desde sus comienzos, en los que en principio muchos proyectos se manejaban a través de foros, del IRC o hasta de Gopher. Un ejemplo claro del potencial de la web lo tenemos en Linux, que jamás habría podido crecer como lo hizo sin la existencia de internet, pero también hay proyectos como OpenStreetMaps o LibreOffice, que se basan en la participación de los usuarios y desarrolladores.

En los últimos tiempos esto también se ve reflejado en la financiación de proyectos, con KickStarter como punta más visible de este fenómeno, o en el caso de España mediante una propuesta como Zank, que llega a través de la aceleradora Plug & Play y hace posible la micro financiación social, o crowdlending/P2P lending como los denominan los anglosajones. Se trata, básicamente, de decenas o cientos de usuarios que prestan su dinero para ayudar en la financiación a aquellos usuarios que no pueden acceder a la banca tradicional y sus condiciones cada vez más exigentes.

Zank, entonces, pone en contacto a quienes necesitan de dinero -para algún proyecto personal o laboral- con quienes tienen una cierta capacidad financiera ociosa, es decir que no la han guardado en el banco pero aún así la quieren poner a producir. ¿Y qué mejor que hacerlo ayudando a otros? En Zank la idea es que los intereses generados estén entre el 5 y el 15 por ciento (el interés neto promedio es del 7 por ciento), lo cual aparece como beneficioso para ambas partes, y en todo caso las condiciones están bien aclaradas de antemano cuando uno se registra como prestatario para recibir ayuda: allí se establece el propósito del préstamo y el tiempo en el cual se espera devolver el dinero, junto con una tasa, por lo cual quienes se registran como inversores ya tienen el panorama claro y deciden en cual proyecto invertir, pudiendo comenzar por invertir desde apenas 5o euros.

Hay préstamos con rentabilidad neta del 5 por ciento para refinanciación de deuda, por un monto de 2.000 euros a 34 meses, otros para reforma de vivienda con rentabilidad del 6 por ciento, por un monto de 2.000 euros a 12 meses, u otro para el pago de los estudios, con rentabilidad del 7 por ciento y un monto total de 1.500 euros a 12 meses. Son sólo algunos de los posibles préstamos en los cuales podemos invertir; las posibilidades son varias y en Zank todos los usuarios son solventes y de riesgo bajo, con lo cual la inversión está garantizada ya que la plataforma ofrece a los inversores información sobre la capacidad de pago de los prestatarios (gracias a comprobaciones en proveedores de historiales de crédito como Experian), su perfil demográfico o su situación crediticia anterior, con lo cual incluso terminan por ajustar la tasa de interés en caso de considerarlo necesario.

Sitio Web: Zank

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...