Todo sobre el nuevo Windows 8

Windows 8 Start Screen

Luego de más de 15 años con pocos cambios conceptuales en Windows 95, XP, Vista y 7, ha llegado Windows 8 Consumer Preview y la realidad es que en varios aspectos implica un cambio de paradigma visual y de uso, y gracias a lo cual se trata probablemente de la primera interfaz diseñada para ser utilizada tanto en smartphones y tablets con pantallas táctiles como en el escritorio de un ordenador, a puro teclado y ratón. Una interfaz Metro que a más de uno debe haber dejado desconcertado y que de seguro llevará algo de tiempo dominar a la perfección, aunque la confianza que en Microsoft se tienen en cuanto a su sencillez de uso es tal que ni siquiera han traído los wizards y ayudas que si nos ofrecieron cuando Windows 95 hizo su aparición y cambió todo lo que conocíamos quienes veníamos del 3.1.

En la Developer Preview que conocimos hace unos meses todavía había una suerte de botón de inicio, llamado Start Orb, en la esquina inferior izquierda de la pantalla. Quizá presente por temor a que la primera impresión fuera de demasiado cambio, pero quizás envalentonados por el éxito y las buenas críticas que Windows Phone viene teniendo, o quizás simplemente porque así estaba previsto, lo cierto es que han quitado ese botón y cuando iniciamos Windows 8 simplemente vemos una Start Screen con recángulos llamados Tiles o Mosaicos.

Estos mosaicos sirven no sólo para lanzar aplicaciones o llevarnos a ciertas secciones del sistema operativo, como el siempre presente Panel de Control, sino que además en algunos casos pueden mostrarnos información actualizada en forma dinámica y en tiempo real, por ejemplo la referente a nuestro correo electrónico o a la mensajería insantánea, o la que nos permite conocer el estado del tiempo. Pero la ubicación y tamaño de los mosaicos puede ser establecida por nosotros, lo primero a través de arrastrar y soltar, y lo segundo mediante un click derecho en cualquiera de ellos, para poder además indicar si queremos quitarlos de la pantalla de inicio o si queremos desactivar su actualización automática (en la beta en inglés conocido como «Turn live tile off»).

Windows 8 mosaicos

Otra posibilidad es la de hacer click derecho en cualquier parte del fondo de la pantalla de inicio y allí tendremos la posibilidad de seleccionar y deseleccionar los mosaicos que aparecerán en la pantalla de inicio de Windows 8. Y ya que hemos hablado tanto de mosaicos, aquí conviene destacar algo que nos acompañará durante varios meses, al menos hasta que Windows 8 sea lanzado en forma oficial, y es que algunos mosaicos están llenos de opciones y otros apenas son cuadrados con el ícono de un aplicación: esto sucede porque los primeros son los mosaicos de las apps que ya han sido adaptadas para Windows 8, mientras que los del segundo grupo son los que todavía no han recorrido esa transición.

Pero así como desaparece el menú de inicio con la superbarra que tan buena crítica venía teniendo hasta aquí, hay una suerte de mini reemplazo que se llama charms o charm bar, que activamos llevando el ratón hacia el borde derecho de la pantalla o mediante la combinación Win + C, y que nos trae algunas herramientas de sistema, las cuales por cierto es global, es decir que la podremos ver desde dondequiera que nos encontremos en el sistema operativo: búsqueda, compartir, inicio, dispositivos y configuración.

Windows 8 charms bar

Habíamos hablado al comienzo acerca de una interfaz optimizada para su uso en pantallas táctiles o bien en el ordenador de toda la vida, pero en Microsoft han optado por lanzar las apps a pantalla completa, como hacemos en el móvil o tablet. ¿Y cómo hacemos para cambiar a las otras aplicaciones o ventanas que tenemos abiertas? En el teclado podemos seguir utilizando el Alt + Tab de toda la vida, y si queremos utilizar el ratón es muy sencillo ya que sólo tenemos que llevar el puntero a la esquina superior izquierda de nuestra pantalla (cualquiera sea la aplicación que estemos utilizando) mientras que si lo que buscamos es una lista de las aplicaciones utilizadas recientemente el proceso es similar pero cuando ya hemos llevado el puntero hacia el borde superior izquierdo tenemos que deslizarlo hacia la mitad de ese borde izquierdo, tras lo cual veremos una barra lateral izquierda con miniaturas de las aplicaciones y ventanas abiertas, y con un click seleccionamos la que estábamos buscando. Si, son gestos táctiles que son más sencillos e intuitivos en la pantalla del smartphone pero que con un poco de ganas aprenderemos de inmediato a utilizar con el ratón.

Windows 8 gestor de tareas

¿Pero qué sucede con estas apps entre las cuales nos vamos moviendo? Que simplemente quedan allí, abiertas como nos estamos empezando a acostumbrar con Android. Y no está mal, porque Windows 8 consume en general pocos recursos y se maneja de manera bastante fluída, y esto de dejar las apps «escondidas» detŕas de las que estamos utilizando ciertamente ayuda, manteniendo un criterio (que comparto) que dice que memoria RAM sin utilizar es memoria RAM desperdiciada. Si aún así quisiéramos cerrar alguna debemos utilizar la combinación Ctrl + Alt + Esc para lanzar el gestor de tareas tal como vemos aquí arriba, y cerrarla desde allí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...