Netflix y Amazon producen sus contenidos, y la TV ya no es la misma

El formato de Netflix de ofrecer toda una temporada de una serie de TV en lugar de lanzar capítulos semanales ha visto modificarse algunas conductas en las redes sociales respecto al «buzz» que se genera.

netflix

Luego de varios años en el mercado y tras haber pasado algunos momentos de bastante incertidumbre, Netflix ha logrado establecerse como todo un referente en el mundo del entretenimiento, en concreto en lo referente al streaming de vídeo. Y tal ha sido su influencia que incluso ha comenzado a modificar los hábitos del los consumidores, en tiempos en los cuales además casi todo pasa por las redes sociales, pero algunos estudios demuestra que tal vez no sea todo lo bueno que imaginamos para la industria del entretenimiento.

Es que un rasgo distintivo de todos los estrenos de las series de televisión son los comentarios y aquello que reflejan los usuarios mediante los tweets, y es que como es lógico la mayor cantidad de actividad social o «buzz» se refleja durante los estrenos de las las nuevas temporadas, o en algunos casos durante la finalización de las mismas, conocido como «Season Finale» y que generalmente consta de doble capítulo.

Todo ese movimiento genera a su vez que muchos usuarios se pasen horas frente a la televisión y con ello aumentan los ratings de cada emisora, como así también se logra mucha publicidad indirecta gracias a lo que todos hablan respecto de las series de TV, tanto en la web como en la televisión misma.

Pero algo que ha quedado evidenciado desde la llegada de Netflix es que aquellas series que se estrenan en el servicio de streaming no tienen el mismo pico de buzz generado a su alrededor, algo debido en parte al hecho de que están lanzando las temporadas completas en lugar de ofrecer los episodios en forma semanal como suelen hacer los canales de TV. Y todo esto ha alterado el ecosistema de la industria del entretenimiento, aunque en Netflix eso les gusta y no tienen intención alguna de cambiarla: así es la televisión del futuro, argumentan con algo de razón, mientras nosotros los usuarios nos vamos dando cuenta de que las cosas están cambiando y vamos marchando hacia un nuevo paradigma en el cual los contenidos están disponibles cuando queramos, desde donde queramos y si lo preferimos, para verlo todo junto y no cuando los canales decidan.

Hasta aquí todo bien, el tema es que de acuerdo a algunas estadísticas el buzz que se genera con este formato de Netflix es más alto cerca del lanzamiento de una serie, pero decrece en forma bastante rápida y se ubica luego por debajo del promedio de lo que se logra con el formato clásico de la TV, donde tal vez el estreno no logre tanto buzz pero luego es más parejo. Y así se logra un beneficio mayor al menos para la TV, que probablemente ha logrado esto con años de lanzar contenidos y buscarles la máxima rentabilidad. Para Netflix o Amazon, que ya están pasando de ser meramente transmisores para comenzar a producir sus propios contenidos, la apuesta está planteada, y seguramente no tardarán en encontrar el modo de maximizar las cosas a su favor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...