Instagram claudica y vuelve a sus antiguos términos de uso

Instagram ha actualizado de nuevo sus términos y condiciones. En lo relativo a la publicidad el servicio ha vuelto a los términos y condiciones vigente desde su fundación.

Instagram

Hoy tenemos una nueva entrega, quizá la última, del culebrón de Instagram y sus nuevas condiciones de uso. Recapitulemos para los más despistados: a principios de esta semana Instagram presentó unos nuevos términos de uso que hicieron saltar las alarmas entre los usuarios de esta red social fotográfica. El principal problema era una parte relativa a la publicidad en la que básicamente se decía que Instagram podía vender nuestras fotos a terceros con fines publicitarios sin que recibiésemos ningún tipo de compensación.

Esa posibilidad indignó a muchos usuarios y hubo un clamor en la red que llevó a que muchas personas dijesen que iban a cerrar sus cuentas y que instituciones como National Geographic decidieran abandonar Instagram. Para intentar calmar los ánimos, Kevin Systrom, uno de los fundadores del servicio, publicó un post en el blog oficial tranquilizando a los usuarios. Systrom aseguró que estaban escuchando las críticas y que tomarían buena nota para reformular las condiciones de uso.

Al mismo tiempo, en el post también se respondían a las cuestiones más candentes de esos términos de uso y se negaba que Instagram fuese a vender las fotos de los usuarios, achacando la confusión a una mala elección de palabras. Del mismo modo, Systrom aseguraba que los derechos de las fotos subidas al servicio serían siempre de los propios usuarios y que se respetarían las opciones relativas a la privacidad.

Esta noche Kevin Systrom ha publicado un nuevo post en el blog anunciando la publicación de unos nuevos términos y condiciones creados a partir del feedback de los usuarios y pidiendo disculpas por no haber sabido comunicar bien las intenciones de Instagram en los anteriores términos. Lo más interesante es que la parte relativa a la publicidad, la que más ampollas había levantado entre la masa de usuarios fieles, ha vuelto a ser como siempre. Es decir, como la que había existido desde la creación del servicio en 2010 hasta ahora.

Esta medida es en cualquier caso temporal porque Instagram va a replantearse todo el tema de la publicidad y, después, consultarlo con los propios usuarios para ver qué les parece. En cualquier caso, Systrom vuelve a insistir en que Instagram no va a vender nunca las fotografías de los usuarios y repite que se toman muy en serio el tema de la privacidad. Aquí podéis echarle un vistazo a los términos y condiciones actualizados, que entrarán en vigor a partir del 19 de enero de 2013.

Más info | blog.instagram.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...