Wikileaks después de las revelaciones

Wikileaks hizo estallar uno de los escándalos más grandes de los últimos tiempos, denominado el cablegate, miles de cables diplomáticos entre USA y mandatarios o funcionarios de decenas de países fueron revelados a los medios de información, descubriendo operaciones internacionales, tratados y miserias de todo tipo. ¿Qué pasará después de la revelación?

Julian Assange, el fundador de Wikileaks es perseguido por la Justicia

Wikileaks en Inglés. WikiFiltraciones o WikiFugas en español. Esta organización mediática internacional sin ánimo de lucro es la causante del mayor revuelo de los últimos meses a nivel mundial pues reveló informes anónimos y documentos filtrados que incluía material sensible en materia de interés público, política internacional y diplomacia.

Copiando el espíritu de las Wikis: libre y gratuito, esta organización puso a rodar cientos de miles de correos electrónicos de autoridades de diversos países dejando al descubierto políticas, estrategias, tratados, irregularidades y miserias humanas.

El escándalo que sacudió a varios países y que aún se encuentran analizando la veracidad de las informaciones vertidas y, en consecuencia, las acciones legales que correspondan, tiene dos nuevos ingredientes: un ataque de denegación de servicio (DDoS) atípico y una orden de captura internacional para el fundador de Wikileaks.

El portal sabía que esto podía ocurrir y por ello había anunciado que los periódicos del mundo que habían recibido «por paquetes» la información descubierta, publicarían los documentos «aunque Wikileaks se caiga». Y así fue.

Poco después de hacer pública la última filtración de documentos secretos de embajadas estadounidenses, WikiLeaks fue víctima de un ataque informático consistente en la negativa de servicio (DDoS) desde una cuenta de Twitter.

Pero el hecho de que un «hacker» se haya atribuido la autoría de este ataque -que se hace llamar Jester (th3j35t3r) y que se describe a sí mismo como un «hacktivista» bueno- indicando sus intesiones de «obstruir las líneas de comunicación de los terroristas y de los regímenes simpatizantes, salvadores o condescendientes, y en general de todos los malos»; no ha dejado conforme a Wikileaks.

Los medios especializados se muestran escépticos ante la atribución de autoría del hacker y, en cambio, especulan acerca de la verdadera procedencia del ataque.

Pero no sólo Wikileaks ha luchado para mantenerse en línea sino que, además, la presión legal sobre el fundador del sitio, Julián Assange, se vuelve muy fuerte y ha provocado que las autoridades suecas despejen un obstáculo para su detención, añadiendo información a una orden de detención europea.

De hecho, Julian Assange dijo encontrarse justo ahora en un estado de exilio «de facto» de su país natal, Australia, luego de enterarse que Interpol ha ordenado su captura.

Pero lo que asusta y mucho acerca de todo esto es que la orden de captura nada tiene que ver con las revelaciones de información sucedidas días atrás, sino con dos supuestas denuncias de violación que dos mujeres llevaron ante la justicia sueca en agosto pasado.

Resulta, cuando menos, curioso que la orden de captura de Assange por estos supuestos hechos sucediera 72 horas después de la masiva filtración de información sobre la diplomacia estadounidense.

Al respecto, el fundador de Wikileaks aseguró que detenerlo a él no logrará frenar el flujo de cables que ya han sido liberados y enviados de manera encriptada a decenas de miles de personas.

Fotografía: New Media Days en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...