Sony se plantea vender su negocio de ordenadores

Sony está perfilando un futuro inmediato en el cual los ordenadores PC ya no estarán entre los productos que fabricará y comercializará.

Los Vaio ya no interesan a Sony

Dicen las malas lenguas del mercado tecnológico que la era de los ordenadores PC ha terminado. Este tipo de equipos han sido relevados por los dispositivos móviles, especialmente por los tablets. Y hay fabricantes que pueden dar fe de ello, habiendo notado mucho cómo su cuota de mercado descendía de forma radical en la venta de ordenadores, y no precisamente porque sus rivales en el mismo sector les hayan robado los usuarios.

Sony es una de estas empresas preocupadas por el futuro que les espera a los ordenadores PC, y como ven que la situación es bastante negativa, ya parece que están moviendo carta para quitarse de encima su división dedicada a estos productos. Según la prensa japonesa, Sony ya está en negociaciones con Japan Industrial Partners, una firma de inversión que adquiriría la división de PCs y se encargaría de permitir a Sony una buena inyección de capital que se redirigiría a su apartado dedicado a la producción de dispositivos smartphone y tablets.

Es un poco difícil de entender porqué una firma de inversión quiere el negocio de Sony. Según lo que dice el Nikkei, esta firma se encargaría de convertir la división de ordenadores PC de la compañía japonesa en una empresa totalmente nueva e independiente. Es posible que vean una buena oportunidad en que la división se sustente por sí sola sin tantas exigencias ni planificación de beneficios como tiene Sony, o quizá los responsables de la firma de inversión confían en el retorno al poder de los ordenadores PC.

Con la operación de venta se marcharán no solo los registros de patente, los diseños, los productos ya creados y todo lo demás, sino también el copyright de las líneas más características de Sony en este sentido, como los ordenadores Vaio. Es un buen punto de partida para una nueva empresa, dado que el nombre de esta gama de producto es muy reconocido, no solo en Japón, sino también en el resto del mundo. La operación de venta se estima en una cantidad económica de entre 391 y 489 millones de dólares.

Para Sony es importante quitarse de encima cuanto antes su división de ordenadores, con la que lleva tiempo perdiendo dinero. Los rumores habían indicado previamente que Lenovo podría hacerse con esta parte en venta, pero al final Sony parece que no quiere hacer la operación con un competidor y sí abrir nuevos frentes para que una empresa inédita vea la luz.

Vía: Nikkei

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...