Problemas con la consola Ouya dotada de Android

Los creadores de Ouya se han encontrado con serias dificultades a la hora de comercializar su consola y recibir buenas críticas por parte de los especialistas.

Decepción con la consola Ouya

Hace poco hablamos de las consolas PlayStation 4 y Xbox One y de cómo están compitiendo para intentar sumar la mayor cantidad posible de usuarios cara a preparar su lanzamiento antes de terminar este año 2013. Pero al margen de estas consolas de gran potencia, el sector está recibiendo en los últimos meses la disponibilidad de distintas plataformas que intentan cautivar a los usuarios. Una de estas máquinas, una de las más conocidas debido a la gran popularidad que ha conseguido en la red, es Ouya, que se lanzó tras realizarse una importante campaña publicitaria por parte de sus creadores.

Ouya logró una financiación muy exitosa en Kickstarter, la web destinada a la obtención de financiación pública por parte de todo tipo de personas. Se reunieron más de 8,5 millones de dólares, lo que aseguró a los creadores de la máquina que pudieran producirla y sacar adelante el proyecto. No obstante, aunque todo apuntaba a que era fácil que Ouya se convirtiera en uno de los grandes éxitos de este año 2013, las cosas no han salido de la manera en la que estaba previsto.

¿Cuáles han sido los problemas que han perseguido a Ouya en su camino y que están lastrando sus posibilidades de triunfar? Desde Mashable nos encontramos con una investigación que han realizado con el objetivo de llegar a la conclusión de los cinco aspectos más significativos en relación a los problemas que está arrastrando la consola.

El principal problema con el que se encuentra Ouya es la ausencia de un catálogo de juegos lo suficientemente sólido. Han llegado muchos de los títulos disponibles en Android, optimizados para este dispositivo de entretenimiento, pero otros muchos juegos imprescindibles se han quedado atrás. Además, una consola de sobremesa no puede subsistir sin un catálogo de títulos exclusivo, algo que se convierte en la manera de las compañías para captar la atención de los usuarios. Esto lleva a otro de los problemas directos de Ouya, y es que no tiene una audiencia que aporte valor a su catálogo. Para las consolas es importante tener usuarios, dado que cuantos más usuarios más boca a boca se realiza de la consola.

El tercer obstáculo de Ouya es uno de los rasgos que sus creadores más intentaban destacar: el mando. No hay por dónde se pueda salvar este dispositivo, el mando resulta incómodo y no tiene lo que hace falta para competir con los mandos de otras consolas de sobremesa. Así mismo, no hay que olvidar que Ouya tiene una capacidad técnica limitada. Es cierto que es una máquina que cuesta menos de 100 euros, pero por contraposición sufre de una potencia reducida. Esto, a largo plazo, será algo que impedirá que Ouya pueda mantener el ritmo de sus competidores. Y por último, pero no menos relevante, Ouya no parece que aporte nada especial si lo analizamos bien. ¿Es una consola de verdad? Esto resulta discutible. Si conectamos nuestro tablet a una televisión por HDMI tenemos el mismo resultado, especialmente si usamos un mando como accesorio adicional. Visto esto, a Ouya le queda mucho que hacer si quiere sobrevivir.

Vía: Mashable

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...