Los portátiles de coste elevado lo tienen muy complicado

Cada vez se ven más problemas para que los ordenadores portátiles mantengan el tipo ante el crecimiento de la venta de tablets.

Dificultades para los ordenadores portátiles

Es una realidad que en el mercado de los dispositivos tecnológicos los productos que peor parados están saliendo en los últimos años son los ordenadores portátiles. Las cifras estadísticas hablan por sí solas: las ventas son cada vez peores y los fabricantes se encuentran con la necesidad de bajar los precios. En este grupo de dispositivos los más difíciles de vender son los de gama alta, notándose cómo fabricantes del estilo de Sony y Apple se ven obligados a tomar cartas en el asunto.

Los portátiles venden menos debido a lo que están haciendo los tablets, que despiertan más interés entre los usuarios y tienen precios más ajustados. No todos los usuarios necesitan las posibilidades de un ordenador portátil para disfrutar de un uso diario de internet en una pantalla más grande que la de su móvil. Muchos tienen de sobras con lo que el tablet les proporciona.

Y aunque las ventas de ordenadores portátiles no van mal en el segmento más económico, como indicamos, los modelos de gama más alta sí que lo están teniendo un poco difícil. Ocurre lo mismo que con los ordenadores de sobremesa, algo que han sufrido desde tiempo atrás. Esto es lo que ha llevado a que Apple haga una rebaja en sus MacBook Air y a que Sony se replantee toda la existencia de sus ordenadores de gama alta.

Para Sony ha sido uno de los golpes más duros ver cómo los Vaio se iban al traste debido al precio, que no resulta atractivo para los usuarios, y a que las tiendas no apoyan esta gama. Sus pérdidas son cada vez mayores en parte porque sus ordenadores portátiles están alcanzando unas cifras de ventas muy por debajo de lo que debería estar establecido como normal para ellos. La situación, como dicen algunos expertos, les ha explotado en la cara, y es algo que amenaza con ocurrirles también a otros de los principales fabricantes del mercado móvil.

Es posible que durante uno o dos años, mientras los tablets establecen su posición determinante o no en el sector, los fabricantes de ordenadores portátiles sufran y que después recuperen una posición más sólida y clara en el sector. Por ahora a Sony, Apple y compañía les toca amoldarse a la situación, saber hasta dónde pueden bajar los precios y buscar nuevas formas de mantener a un público que va perdiendo el interés en este tipo de equipo informático.

Vía: Nikkei

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...