Los ordenadores siguen perdiendo ventas

Un trimestre más las ventas de los ordenadores personales han bajado salvo por las de Apple, que sigue mejorando.

Ventas de ordenadores

Así las cosas no van nada bien. El sector de los ordenadores personales continúa perdiendo volumen de ventas a la vista de las cifras correspondientes a final del pasado año 2015. Es una realidad a la cual los fabricantes ya se están amoldando. Los últimos meses de 2015 recogieron otra caída de ventas de nuevo motivada por la estabilidad y crecimiento que están viviendo dispositivos móviles como smartphones y tablets.

La caída en el último trimestre del año parece haber sido del 8,3% en comparación a datos de 2014, lo que se trata de una cifra bastante negativa. Aún se venden millones de ordenadores, pero si la tendencia no se recupera significará que llegará el día en el que estos equipos pasarán muy desapercibidos, posiblemente limitándose a su uso por parte de empresas. Para que esto ocurra todavía pasará tiempo y quién sabe si alguna empresa como Apple logrará revitalizar el mercado.

De momento Apple es la única marca del mercado del ordenador personal que no está sufriendo los efectos negativos de su situación. En realidad, Apple ha aumentado las ventas de sus equipos. Su porcentaje de mejora en comparación al año pasado ha sido del 3%, lo que está muy bien teniendo en cuenta que no han bajado ventas, sino aumentado.

Por ello es posible que si la situación mejora sea gracias al esfuerzo de Apple o de alguna otra empresa que, como ellos, logre aportar algo distinto al sector de los ordenadores personales. A la firma de la manzana le están funcionando muy bien los equipos iMac y MacBook, que ofrecen una buena relación calidad-precio y cuyo rendimiento está captando el interés de los usuarios. También se benefician de una intensa presencia en el mundo del cine y la televisión, donde es habitual ver a los protagonistas utilizando este tipo de ordenadores en todo tipo de situaciones.

Así que si bien la situación del ordenador personal es mala, al menos hay un rayo de esperanza representado por parte de una empresa a la cual parece que la crisis no le afecte. Es más de lo que necesitamos para mantener viva la ilusión y pensar que un día, más cercano o más lejano, llegará el día en el que los ordenadores personales recuperarán el estado de forma. Quién sabe, quizá solo necesiten que los tablet se acaben hundiendo de una vez por todas, porque sus ventas tampoco van precisamente bien en los últimos años.

Vía: Gartner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...