La placa base X58 sale cara

Según diversas fuentes, las placas base equipadas con un chipset X58 deberán utilizar de manera obligatoria un Printed Circuit Borard de al menos seis capas, lo que necesariamente subirá el precio final de la placa.

Es cierto que el chipset X58 se destina al mercado de gama alta y que no se esperaba un precio que desafiara a toda competencia. Sin embargo, el hecho de que las tarjetas pidan unos PB de seis o incluso ocho capas certifica el grado de complejidad de la placa. Como comparación, solamente las placas base que se instalan en estaciones de trabajo poseen generalmente seis capas. Según los fabricantes, el sistema de memoria triple channel y el hecho de que la tarjeta tenga seis slots de memoria demanda necesariamente más pistas y como consecuencia más capas. Las capas suplementarias son necesarias para evitar fugas en la señal, fugas que podrían suponer pérdidas de datos.

Es interesante tener en cuenta que según varias fuentes, la placa base de referencia de INTEL solo tiene cuatro capas, pero se limitaría en la memoria a cuatro slot en dual channel o a un sistema 3+1. Teniendo en cuenta que se trata de un chipset de gama alta, queda claro que a los consumidores no les importará gastar algo más de dinero para aprovecharse de todas las funcionalidades que la X58 puede ofrecerles.

El problema es que la adición de capa suplementaria puede suponer, según algunos, un aumento de un 50% del coste de fabricación. Una placa base de seis capas podría convertirse en una compra peligrosa para nuestro bolsillo. De todas maneras, Intel está trabajando en encontrar una solución al problema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...