La nueva epidemia de Android

El crecimiento del software malicioso para Android ha causado una caída en las infecciones de dispositivos que utilizan el sistema operativo Windows de Microsoft.

El software malicioso Android, posible epidemia en el futuro

Actualmente el software malicioso se ha convertido en uno de los principales quebraderos de cabeza para compañías de seguridad y usuarios que tienen en dominio un ordenador o móvil inteligente. Primero para ordenador, esta amenaza centra ahora su punto de mira a los móviles, donde su desarrollo ha crecido este último año de forma alarmante, acentuando el sistema operativo de Google, Android.

Según nos informaba la empresa alemana, G Data Security Labs, el software malicioso está creciendo a una velocidad alarmante, multiplicando por cinco las infecciones y creación de nuevos códigos, sobre todo durante el primer semestre del pasado año.

Así pues, es una gran cantidad de nuevas vulnerabilidades que los delincuentes cibernéticos crean para introducirse dentro de los teléfonos móviles que utilizan Android como sistema operativo: cada dos minutos se libera un nuevo malware para Android, destinado a robar datos personales o bancarias de los usuarios.

El crecimiento del software malicioso para Android ha supuesto una caída en las infecciones de dispositivos que utilizan el sistema operativo Windows de Microsoft. Durante la segunda mitad del 2012, G Data Security Labs descubrió un total de 1.258.479 nuevos programas de malware, 123.000 programas menos que en el primer semestre del año.

Según informan los expertos de G Data Security Labs, esta caída se debe al desarrollo cada vez más sofisticado del software malicioso, en lugar de lanzar cuantiosos archivos sin efecto. De esta manera, los delincuentes cibernéticos centran ahora sus esfuerzos en el desarrollo de archivos más potentes, capaces de esquivar los filtros que instalan los propios usuarios provenientes de empresas de seguridad informática.

Otro de los principales problema que estan apareciendo, es la comunicación instantánea entre usuarios a través de WhatsApp, en el cual la privacidad de las conversaciones de los usuarios se ha comprometido de forma alarmante en los últimos meses. Los ciberdelincuentes utilizan programas ilegales para acceder a la red Wi-Fi de los usuarios y espiar sus comunicaciones. De hecho, actualmente hay programas circulando por Internet que permiten espiar conversaciones de WhatsApp cuando el usuario envía los mensajes a través de una conexión Wi-Fi.

Y la realidad es que la mayoría de las redes Wi-Fi a menudo no aseguran la información que circula, menos aún si son públicas y no tienen clave de acceso, lo que permite el espionaje a los usuarios sin que estos noten nada extraño.

Foto: RobiNZ

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...