Tata sigue avanzando con el coche de aire comprimido

Los directivos de la firma indicaron que siguen trabajando sobre esta tecnología y optimizando su funcionamiento. El vehículo final podría concluirse para 2014.

Tata AirPod

Tata Motors sigue estudiando la viabilidad de un rodado con motor de aire comprimido, como indicamos en un artículo anterior. En los próximos años seguirá desarrollando y perfeccionando la tecnología, previéndose que el modelo definitivo llegue aproximadamente sobre 2014.

Actualmente se conoce un coche experimental, denominado AirPod. En la fase actual de desarrollo, Tata está trabajando en colaboración con la empresa MDI, con sede en Luxemburgo, una compañía especializada en la fabricación de motores de aire comprimido. Directivos de Tata han indicado que la tecnología todavía es muy reciente, por lo tanto se requieren algunos años para optimizar los resultados operativos.

El AirPod puede alcanzar actualmente unos 70 kilómetros por hora, con un coste relativo a su funcionamiento de alrededor de 0,5 euros cada 100 kilómetros. Aunque este vehículo se presenta como un producto de MDI, distintos medios indios han especulado en los últimos meses sobre las características que tendrá el rodado a aire comprimido de Tata, que para muchos derivará del AirPod.

Sin embargo, la novedad es que en la India ya se habla de un proyecto denominado Tata Mini-Cat, que sería el modelo que lanzaría la firma sobre 2014, aunque la información oficial no habla de esto ni confirma planes de lanzamiento. Este coche efectuaría sus recargas en locales equipados con tanques especiales de aire comprimido, o de lo contrario a través de un generador propio de tipo casero.

Aunque esta tecnología atrae a muchas personas por el ahorro económico y los beneficios ecológicos que insumiría, los críticos indican que los rodados propulsados con aire comprimido serían menos eficientes que los coches eléctricos, ya que los motores necesitarían de mayores cantidades de energía para comprimir el aire.

Tata ya tiene otro antecedente en la materia. En 2008 colaboró con el ingeniero francés Guy Negre para desarrollar el vehículo experimental OneCat, que también utilizaba el aire comprimido para su propulsión. El aire empujaba los pistones, y un quemador de combustible calentaba a su vez el aire para obtener mayor presión.

El carburante se almacenaba en tanques de fibra de carbono, que se incorporaban en el chasis. Los tanques se cargaban en tres minutos, mientras que el vehículo podía conectarse a la red eléctrica con el propósito de cargar el compresor, tarea que se completaba en un máximo de cuatro horas. Habrá que esperar como mínimo hasta 2014 para ver en acción a una nueva evolución en vehículos de aire comprimido.

Vía | Terra Motor

Imagen | Tata

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...