La Comisión Europea investiga a Microsoft por no ofrecer la Browser Choice Screen

Microsoft vuelve a estar en un terreno conocido: bajo la lupa de la Comisión Europea. En este caso, porque al parecer en algunas versiones de Windows 7 no se habría visualizado la Browser Choice Screen que se exige para ayudar a los usuarios a conocer las alternativas a Internet Explorer.

Browser Choice Screen

Que Microsoft esté bajo la lupa de la Comisión Europea no es nada nuevo, de hecho en la compañía de Redmond deben tener uno de los principales récords en cuanto a «retos» por parte de las autoridades comunitarias. Sin embargo hacía bastante que no veíamos noticias de este tipo, pero se ha terminado ahora puesto que en Bruselas creen que es bastante probable que la compañía de Redmond no haya respetado los acuerdos que suscribió en 2009 para implementar una Browser Choice Screen, es decir una pantalla en la cual el usuario podía elegir que navegador utilizar, en lugar de tener que hacerlo con Internet Explorer por defecto.

El problema ha surgido en estos días, después de conocerse que algunas versiones de Windows 7 vendidas desde febrero de 2011 que venían con algunos parches de seguridad y demás mejoras pero que no ofrecían a sus usuarios la mencionada pantalla de elección, en la cual se permite a los usuarios descubrir las alternativas a Internet Explorer y donde se le presenta a navegadores como Chrome, Firefox, Opera o Safari.

La respuesta de Microsoft no se ha hecho esperar, eso si, y han explicado que el problema se ha debido principalmente a un «error técnico» en los ordenadores que ya se vendían equipados con Service Pack 1 para Windows 7, que al parecer ha sido la causa de que la pantalla de opciones no fuera visualizada. Algo que al parecer no se ha dado en todos los equipos que tenían esa configuración, y por lo cual se está investigando cual pudo ser la causa.

Habrá quien le crea a Microsoft y quien no (seguramente en este bando habrá muchos más) pero mientras tanto en la Comisión de Defensa de la Competencia ya se ha iniciado una investigación para determinar la cuantía de las sanciones que se impondrán a Microsoft puesto que, voluntario o no, el error ha existido y a causa de el se ha violado un acuerdo al cual la compañía se había comprometido. El total de la multa podría ascender hasta el 10 por ciento de sus ingresos anuales, con lo cual estamos hablando de un número que oscilaría los 5.700 millones de dólares, una cifra que de solo verla inspira respeto.

Via Reuters

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...