El SEAT Toledo vuelve a sus orígenes

Desde luego, tras el lanzamiento del nuevo SEAT Toledo, nadie podrá acusar a Seat de no adaptarse al curso de los tiempos. Después del fracaso de la anterior versión, cuya tipología monovolumen sin duda confundió al público, la cuarta generación del Toledo deja  que el Altea y Altea XL se encarguen de ese mercado y vuelve con fuerza a los orígenes del modelo, con una línea compacta de berlina “convencional”, perfectamente integrada con la renovación de su gama iniciada con el nuevo Ibiza, y -atención- tremendamente económica. Con un precio de salida que va desde los 13.990 euros de la versión inferior hasta los 22.150 euros de la superior, la horquilla del nuevo Toledo, con su versión inferior a un precio de derribo, le sitúa dentro del campo adquisitivo de los clientes del antiguo Córdoba más que del anterior Toledo.

La versión que hemos podido probar en Catalagomotor ha sido la 1.2 TSI de 105 caballos, dotada de un silencioso sistema Start/Stop que apenas se percibe en el interior del habitáculo, y cuyo consumo ajustado (5,1 litros a los 100 km) y eficaz rendimiento en carretera lo convierten en un modelo atractivo y con una relación calidad/diseño/previo de lo más adecuada. Todo ello pese a que en alguna ocasión echemos de menos haber dispuesto de la versión superior, el propulsor 1.4 de 122 caballos, que sin duda le proporcionará el empuje adicional que le faltaría al presente con la carga a tope. No obstante, el 105 caballos tiene un buen tacto y transmite buenas sensaciones en todo momento, y de hecho resulta tan silencioso -salvo si le pisamos a fondo- que a cualquier conductor medio jamás le generará problemas.

Y es que, sin duda, lo asequible y funcional ha pesado esta vez sobre otras consideraciones. La gama se inicia con tres versiones 1.2 litros de 75, 85 y la probada aquí, de 105 CV, y el citado 1.4 TFSI de 122 CV que de momento se complementa con un único motor turbodiésel de 1.6 litros y también 105 CV. Pese a que se pueda echar de menos una versión deportiva, o más motorizaciones en gasóleo, y también a la sensible reducción de tamaño respecto al Toledo III, el nuevo modelo sigue beneficiándose de una de las principales virtudes históricas del modelo, un maletero simplemente impresionante de 550 litros -ampliables a casi 1.500 con los asientos abatidos- que no decepcionará a nadie.

El nuevo Toledo, construido en sus 4,48 metros de largo sobre la base del Skoda Rapid, tiene la misma plataforma que el nuevo Seat Ibiza o el Volkswagen Polo, pero lógicamente con una mayor distancia entre ejes de 2.602 milímetros. El Toledo IV goza también de unos buenos acabados y pese a cierto exceso de plásticos está perfectamente diseñado y montado, sin demasiados ruidos. Pese a su sobriedad interior, netamente alemana, los toques mediterráneos, pese a que esta vez son más sobrios y elegantes, convierten a la berlina en una apuesta segura que entra muy bien por los ojos.

Desde luego, en Seat quieren empezar desde cero con un modelo que hereda las principales claves de un modelo legendario, pero con un plus de funcionalidad y economía. Sin duda, un producto perfectamente adecuado para los tiempos que corren.

  • Seat Toledo 1.2 MPI 75 CV Emoción: 13.990 euros.
  • Seat Toledo 1.2 TSI 85 CV Reference: 17.500 euros.
  • Seat Toledo 1.2 TSI 105 CV Ecomotive Reference: 18.600 euros.
  • Seat Toledo 1.2 TSI 105 CV Ecomotive Style: 20.500 euros.
  • Seat Toledo 1.4 TSI 122 CV DSG7 Style: 22.150 euros.
  • Seat Toledo 1.6 TDI 105 CV Ecomotive Reference: 19.400 euros.
  • Seat Toledo 1.6 TDI 105 CV E-Ecomotive Reference: 19.850 euros.
  • Seat Toledo 1.6 TDI 105 CV Ecomotive Style: 21.300 euros.
  • Seat Toledo 1.6 TDI 105 CV E-Ecomotive Style: 21.700 euros.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...