Audi cambia la cara

El nuevo plan de diseño de la marca busca diferenciar todas las propuestas y apostar por un lenguaje más radical y arriesgado.

Audi R8

En el mundo del mercado automotor son muchos los aspectos que los expertos están deseando cambiar. En esta búsqueda se encuentra la firma Audi, intentando que sus productos comiencen a dar un vuelco en su estética característica y irrumpan en el mercado de manera novedosa. Audi considera en este momento que los coches que produce necesitan un cambio radical en cuanto a diseño, y va por ello.

La firma ha desarrollado para los próximos años un plan estratégico que estará centrado en volver a rediseñar la estética de sus productos, para que ninguno de ellos se parezca entre sí ni tampoco a la versión anterior de la serie. Lo que desea Audi es intentar dejar de lado la estética que caracteriza a la marca en todos los automóviles, y que viene registrándose desde el nacimiento de la firma hasta hoy.

El primer paso de Audi en esta nueva etapa será marcar la diferencia entre los autos de las distintas categorías: ya no encontraremos entonces un automóvil de menor nivel con similitudes estéticas al vehículo de una gama más elevada, ni tampoco podremos verlo entre dos coches del mismo rango. Justamente esta es una de las tareas principales que Audi se ha propuesto, buscando la diferenciación entre sus modelos, no sólo por el nombre sino por una estética personal bien definida que marque a cada modelo.

Esta búsqueda lleva a Audi a un cambio estructural de su estética, principalmente de la arquitectura de su carrocería, con piezas similares a las que se le han aplicado al Audi Crosslane coupé o bien al Audi R8 (imagen). Estos dos modelos son ejemplos más claros del cambio que la empresa ha comenzado a aplicar de a poco en sus productos: esto puede apreciarse en la aparición de los detalles denominados sideblades o la estética de los paneles, la luneta o la parrilla frontal.

Por el momento, la empresa ha informado que los cambios más considerables serán vistos probablemente en los modelos TT y los R, aunque el plan estratégico contempla a todas las gamas para que la diferencia estética abarque a todo el catálogo de la marca.

Audi ha destacado también que si bien el cambio de estética es el punto principal de este nuevo plan de rediseño, intentará que el mismo no se manifieste únicamente por la novedad tecnológica o para diferenciar una gama de la otra, sino que será un cambio experimental donde probará diseños arriesgados que nunca se hubieran imaginado en la marca.

Apostará a automóviles con interiores modernos, con una amplia paleta de colores, con puertas de formas poco convencionales y, sobretodo, con habitáculos pensados más en detalle para la comodidad del conductor y el lujo.

Vía | Diario Motor

Imagen | Audi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...