Spore ¿mas polémicas que aciertos?

Spore in

Hace una semana hablábamos de la salida a la venta de Spore un juego que traía consigo la etiqueta de revolucionario. Sin embargo, tras el hype inicial se le han visto algunas cartas con las que Electronic Arts quería jugar a su manera, incluso por encima de sus clientes.

Will Right al final ha terminado aceptado que su juego está enfocado al público casual, es decir a la pasta gansa, que a los jugadores de toda la vida. Y es que no tiene sentido que en un título como Spore donde se apuesta por la edición propia de personajes o criaturas, en este caso, luego tenga una limitación en cuanto a experiencia de juego, donde no te puedes salir de los patrones y fases de evolución. Unido a esto Right, reflejó su desprecio hacia el sector de publicaciones online y en prensa, cuando no recibieron la puntuación que según él se merecía, un 10.

Todas estas polémicas pueden lógicamente pasar a un segundo plano, pues a los creadores les encanta hablar y defender sus proyectos, por encima de críticas, algo muy comprensible. Sin embargo, lo que ya no es tan fácil de entender es la política de Electronic Arts, con su apuesta absurda (los blogs anglosajones, casi por consenso, definen esta maniobra de draconiana) por criminalizar y perseguir ¡a sus propios clientes!, aquellos que han acudido a una tienda o han encargado por correo una copia original de Spore,  quienes se han visto limitados en cuanto a su uso legal, tras adquirir su copia, gracias al DRM. A la zaga se sigue la activación del juego a través de la Red, con la posibilidad de sólo 3 intentos (como si de una atracción de feria se tratara) para validar su copia original, si este proceso falla hay que llamar a Electronic Arts y demostrar tu adquisición «legal» de Spore. ¿Nos hemos vuelto todos locos o que me he quedado dormido unas décadas y ya estamos en el mundo orwelliano de 1984 o Demolition Man?

Pero esto no se acaba ahí, tampoco te puedes hacer otra cuenta, una por usuario y punto. Pese a que en el manual estipula todo lo contrario, que resulta ser una error de imprenta, ¿un poco concreto para suscribir el fe de erratas, no?

En el otro lado de la galaxia, los usuarios de Mac también se han visto afectados por Spore, puesto que aquellos usuarios cuyas MacBooks sean de 2007, verán materlializada la incompatibilidad debido a que las exigencias gráficas, necesitan una tarjeta de última generación, osease 2008. Curioso que esta noticia la dieron a conocer los propios usuarios y no la propia compañía distribuidora.

Ante todas estas barrabasadas, ha surgido una reacción feroz en Internet a través del filtración en los trackers mas populares de BitTorrent, de una copia crackeada y lista para funcionar (aspecto que sí debería ofrecer la copia original). Se supone que las descargas han llegado a 200.000 o 500.000, según la fuente. Me gustaría saber cómo lo miden, aun así son notorias y suponen una dura contestación.

Por tanto, no estamos apoyando la mal llamada «piratería», pues en muchos casos una copia original es accesible y no hay necesidad de buscarse problemas. Sin embargo, no podemos estar de acuerdo y aplaudir como usuarios zombies unas medidas que difícilmente protegen a nadie. Es más la asunción del «todo vale» del marketing radical, a lo mejor provoca todo lo contrario, la rotura de la gallina de los huevos de oro.

Seguramente, toda esta información no llegue siquiera al público casual, pues estos se quedan con el reportaje-publicitario de las cadenas televisivas durante el día del lanzamiento, pero a los usuarios de todo la vida que llevamos años usando consolas e inumerables modelos de computadoras, con centenares de títulos en nuestras retinas y huellas dactilares, no vamos a permitir que se nos insulte de esta manera. Y menos mal que todavía tenemos libertad de expresión y de elección, algo que no le gusta demasiado a Amazon, que luego recula con excusas técnicas, en fin.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...