Samsung decepciona a los norteamericanos con Jelly Bean en el Galaxy S III

La actualización Jelly Bean de Android para el dispositivo smartphone Samsung Galaxy S III no llegará en un plazo breve a los Estados Unidos.

Jelly Bean tardará en llegar al Galaxy S III

Los propietarios norteamericanos de terminales Galaxy S III se han encontrado con una mala noticia en las últimas horas: la actualización Jelly Bean no llegará tan pronto como se podrían haber imaginado. Esto se debe a que esta nueva versión de Android, la 4.1, llegará, según ha anunciado Samsung, «en los próximos meses», sin realizar ninguna especificación mayor.

Desgraciadamente, Samsung no ha proporcionado una fecha exacta para la actualización, diciendo en su lugar que el momento se anunciará no por su parte, sino que serán las operadoras asociadas quienes revelarán cada una de las fechas de manera independiente. Esto quiere decir que Sprint, T-Mobile, A&T, U.S. Cellular y Verizon Wireless serán las responsables de desvelar el momento en el que los usuarios estadounidenses podrán tener Jelly Bean en su terminal.

La buena noticia, eso sí, es que esto es algo más que una simple actualización. Samsung añadirá un buen número de funciones al software del dispositivo, incluyendo mejoras apreciables tanto en la cámara como en la grabación de vídeo y en la interfaz de usuario en general. Entre las novedades también se incluyen nuevos filtros de cámara, un modo de fotografía en situaciones de poca luz y la habilidad para pausar y reanudar mientras estamos grabando vídeos.

El dispositivo también recibirá distintos nuevos modos de operación, incluyendo una experiencia de usuario simplificada denominada Easy Mode, así como el Blocking Mode, que desactiva las llamadas entrantes, notificaciones, alarmas e indicadores LED para un periodo de tiempo designado. Finalmente, esta actualización del Samsung Galaxy S III aportará soporte para el accesorio AllShare Cast Wireless Hub, permitiendo a los usuarios reflejar la pantalla de su teléfono en cualquier pantalla HDTV o HDMI. También aporta NFC One Touch Pairing, lo que permite a los usuarios emparejar su teléfono con accesorios NFC Bluetooth mediante un simple toque.

Los comentarios de los propietarios del terminal en relación a esta actualización no han tardado en llegar a la red y ya es fácil ver cómo muchos usuarios se han sentido decepcionados. La incógnita es ver si las operadoras y Samsung en general se ponen manos a la obra para ofrecer la versión Jelly Bean de Android lo antes posible o si los procesos de actualización tardarán más de la cuenta. En un mercado tan complicado como en el que vive el Samsung Galaxy S III, que tiene una dura competencia, no resulta comprensible que las actualizaciones tarden tanto en llegar.

Vía | Mashable

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...