¿Qué diferencia a cada uno de los smartphones de la familia Nokia X?

La familia Nokia X está formada por tres dispositivos smartphone distintos que hacen uso de Android y de un planteamiento muy simplificado.

Características de los tres Nokia X

Os lo hemos contado: la familia Nokia X ha debutado en el Mobile World Congress 2014 con tres dispositivos smartphone. Todos ellos incorporan el sistema operativo Android y modificaciones que la compañía ha implementado de forma específica para intentar sorprender a los usuarios. Algunos de sus componentes son comunes, pero otros están implementados para que cada uno de los móviles sea distinto a los demás. Señores, mucha atención, esta es la llegada de Nokia al mercado con Android.

Pero empecemos por el principio: los componentes comunes en los tres terminales. En este sentido hay que mencionar que los tres terminales tienen capacidad para utilizar doble tarjeta SIM. Este es un añadido al que ya nos hemos habituado y que nunca está de más. El procesador es un Snapdragon Qualcomm de doble núcleo, que no es de una potencia extrema, pero que encaja bien en las características que van a representar a los tres terminales. Por otro lado, aunque no habrá acceso al mercado de aplicaciones Google Play, algo que sí es habitual en Android, lo que podrán hacer los usuarios será entrar en la Nokia Store, que para el caso es una muy buena sustitución.

Los tres smartphones van a estrenarse con contenidos preinstalados, y es de lo último de lo que os hablamos antes de empezar con las diferencias. Incluirán juegos, aplicaciones y otros servicios de calidad. En juegos, por ejemplo, estará el divertido Plantas contra Zombis 2, mientras que en cuanto a apps se garantizan tanto Vine como BBM, Viber y Twitter.

Y ahora sí: las diferencias. Comenzando por el Nokia X, vemos que se trata de un dispositivo smartphone con pantalla IPS LCD de 4 pulgadas y cámara con sensor de solo 3 megapíxeles. Es la versión más básica de toda la familia de los Nokia X y no sería de extrañar que se convirtiera en el dispositivo smartphone de Nokia con Android más vendido de los tres. Su potencia vemos que es escasa, aunque no difiere demasiado del Nokia X+. que tampoco es mucho más espectacular. El procesador incluido en ambos móviles es el 8225 Qualcomm Snapdragon Dual-Core a 1GHz y también coinciden en el almacenamiento, de 2GB. Donde el Nokia X falla un poco es en la memoria RAM, que solo es de 512MB.

Pasamos al Nokia X+ y vemos que el móvil intenta ser un poco más, no en vano tiene ese nombre tan reconocible. Lo que hace para conseguirlo tampoco es un esfuerzo de foto finish, pero al menos aumenta la memoria RAM hasta 768MB. La mejora es reducida y realmente hace ya mucho tiempo que no estamos acostumbrados a ver móviles que tengan 768MB, dado que se suele pasar de 512MB a 1GB en los casos más positivos. Pero en general los X de Nokia no tienen muchas aspiraciones en este sentido. Por otro lado, el Nokia X+ incluye una tarjeta microSD de 4GB de base, lo que teniendo en cuenta el precio de estas memorias de almacenamiento tampoco resulta un gran cambio.

Acabamos con el Nokia XL, pero aunque tenga ese nombre no penséis que se trata de la octava maravilla del mundo de los móviles. Lo que hace es mejorar algunas de las características de los dos modelos previos. Aparca la pantalla de 4 pulgadas y la convierte en una de 5 pulgadas, lo cual no está nada mal. La memoria RAM se mantiene en 768MB, algo que no acabamos de entender, pero el sensor de cámara pasa del de 3MP de las versiones previas a uno de 5MP. Además, añade una cámara frontal de 2MP, que nunca va mal. Pero no esperemos que ninguno de los tres móviles sea especialmente caro.

Vía: Conversaciones Nokia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...