Los móviles ya los utilizamos para ignorar a los demás

¿Ya éramos así de poco comunicativos en el pasado o ha sido algo que hemos ido adoptando con el paso del tiempo?

Uso de los smartphones

Era cuestión de tiempo que fuéramos tan rastreros que convirtiéramos el teléfono móvil en una herramienta para ignorar a las personas que nos rodean. Así somos y así lo hemos sido siempre, solo que ahora tenemos un aparatito que nos facilita mucho la vida. Un estudio publicado por Bank Of America nos desvela ciertos datos más que interesantes sobre las costumbres que tiene la juventud ahora mismo respecto al aprovechamiento de sus terminales móviles.

Por ejemplo, descubrimos que un 40% de los jóvenes (la generación de los millennials para ser más exactos) tiene la costumbre de usar su teléfono móvil como herramienta para no hacer caso a su familia. Es decir, que si estás de vacaciones con tus hijos y notas que están demasiado pendientes del móvil, no creas que es algo personal: es lo que hay.

El móvil se usa como medio para esquivar a las personas en todo tipo de situaciones. Si estamos en el ascensor de nuestro piso, usaremos el móvil para no tener que cruzar palabra con las personas con las que nos encontremos. Y si estamos andando por la calle y vemos a lo lejos alguien a quien conocemos, seguro que sacamos el teléfono para tener una excusa por la cual no hablar.

Por otro lado, el mismo estudio dice que un 66% de las personas que respondieron prefieren pasarse horas con el GPS del teléfono y su sistema de mapas que pedirle ayuda a alguien. Aunque esto no nos sorprende nada, puesto que si en el pasado ya era frecuente que ignorásemos la posibilidad de preguntar direcciones a las personas con las que nos encontrásemos, imaginad que ahora con los medios actuales es todavía menos habitual.

El estudio también ha terminado que la gran parte de la gente, tenga una edad u otra, se sabe hacer selfies y las hace de forma ocasional. Los móviles nos han cambiado la vida y llegamos a pensar si en realidad nos han hecho mejores o peores. ¿O éramos realmente así antes de tener acceso al teléfono en cualquier lugar? Nos dicen que usamos el móvil como medio de evitar a los demás, pero el móvil es el motivo por el cual, realmente, tenemos que aguantar a los demás. Porque hasta su llegada ya sabéis que lo normal era que respondiéramos a los mensajes del buzón de voz y que lo hiciéramos, si se terciaba, cuando nos apeteciese. Así que no sabemos si en realidad nos ha hecho menos comunicativos.

Vía: Bank Of America

Foto: JESHOOTS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...