La vida del Galaxy Note 7 puede llegar a su final

Las últimas noticias que nos llegan del Samsung Galaxy Note 7 apuntan a que la empresa puede haber detenido su producción.

El Note 7 puede desaparecer

Todos los problemas que ha generado el Samsung Galaxy Note 7 van a llegar a su final ahora que parece que, por fin, la empresa ha tomado la decisión de decirle adiós al móvil. O eso parece, porque no hay nada que termine de quedar claro. En los últimos días se han producido más averías del terminal, algunas con consecuencias drásticas para sus usuarios. Las operadoras han salido al paso y se han negado a seguir vendiendo el móvil (en algunos casos) y otras empresas también han manifestado estar en contra del dispositivo.

Incluso medios especializados de Estados Unidos, donde se realizan comparaciones y recomendaciones de móviles, han dicho que sería adecuado no utilizar el móvil y que hoy por hoy no se lo recomiendan a nadie. Esto ha empujado a que Samsung se vea en una situación comprometida que ha llevado a la compañía a declarar que han decidido ajustar la producción para revisar todos los aspectos relacionados con la seguridad.

Hay que buscar mucho el doble sentido a las declaraciones de Samsung para entender a qué se están refiriendo exactamente, pero daría la idea de que hoy por hoy han detenido la producción completa del móvil. Al menos también es lo que se comenta en otras fuentes, donde se menciona que Samsung ha recibido presión de las autoridades de países como China y Corea.

Las preguntas que se están haciendo algunos incondicionales de Samsung están relacionadas con la posible vuelta al mercado del móvil. Nadie ha dicho oficialmente que el Galaxy Note 7 se haya despedido del mercado para siempre, pero a nadie le debería extrañar si al final el terminal no se llega a recomercializar nunca. Los problemas en la producción, principalmente relacionados con la batería, serían los responsables de todo lo malo que le está ocurriendo al móvil.

No es frecuente que ocurra este tipo de incidente a largo plazo que conlleve tantos problemas derivados para un fabricante del nivel de Samsung. Y ahora que están pasando por uno de esos momentos complicados es justo lo peor que les viene para poder recuperar el volumen de ventas. Habrá que ver cómo es recibido el Galaxy Note 8 cuando llegue a las tiendas, porque nos da en la nariz que habrá muchos usuarios que no se fiarán de su adquisición. Como poco hasta que pasen unos meses y sepamos que la batería no le ha explotado a nadie y que no se han producido incidentes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...