El Samsung Galaxy S22 intenta solucionar el problema de la memoria

El Galaxy S22 no tiene espacio para tarjeta de memoria microSD, pero Samsung ha buscado una forma de solucionarlo.

Samsung ha tomado decisiones que no han gustado nada a sus usuarios. Si bien el abandono de las tarjetas microSD es algo generalizado por parte de la mayoría de fabricantes, con el Galaxy S22 se esperaba que hubiera motivos de alegría entre quienes echan de menos esta característica. No obstante, Samsung ha decidido seguir avanzando sin mirar atrás, aunque con una pequeña solución (o “intento de solución”) que podría tranquilizar a quienes echan de menos la expansión de memoria.

Se trata de una memoria de almacenamiento flash con conexión Type-C USB-C que tiene un tamaño minúsculo, similar al de un stick de memoria USB de pequeñas dimensiones. Lo que hacemos es conectar ese stick al puerto del móvil y así tener acceso a espacio de memoria adicional. El diseño no es precisamente antiestético y tiene un estilo que queda bastante bien, pero no deja de proporcionarnos unas vibraciones en las que nos sentimos como si estuviéramos volviendo hacia atrás.

Es decir, en vez de apreciarlo como un avance tecnológico, nos parece algo que se encuentra muy desfasado. ¿Por qué llevar la memoria por fuera y de forma externa cuando podemos tenerla dentro con una tarjeta microSD de toda la vida? Samsung argumenta varios motivos por los que este dispositivo de memoria externa es una gran idea, como la velocidad de acceso a los datos y de copiado de los mismos. Es cierto que, si nos basamos en estadísticas, hay una clara mejora en este tipo de stick. Garantiza que podrás copiar datos y abrirlos a una gran velocidad, lo que hará la experiencia más dinámica. Pero no es lo primero en lo que pensamos cuando se trata de memoria.

Los rasgos más positivos del stick

Uno de los aspectos interesantes de esta stick de memoria para el Galaxy S22 es que no solo es compatible con el móvil, sino que se puede utilizar en otros dispositivos, como ordenadores y otros móviles. La única condición para que puedas conectar el stick a otros terminales es que tengan conector puerto de conectividad USB-C, Esto aumenta el interés del gadget, dado que siempre es algo interesante poder usar la memoria en cualquier terminal donde lo necesitemos. Pero no es suficiente.

Asimismo, hay que mencionar que se trata de una unidad de memoria que ha sido fabricada con la intención de aguantarlo prácticamente todo. Samsung quiere que tengas claro que podrás confiar en el stick de memoria sin preocuparte de los archivos que haya dentro, puesto que siempre estarán protegidos. Para ello se ofrece resistencia al agua de hasta 1 metro de profundidad y un total de 72 horas. Eso significa que, incluso si se te cae la memoria a la piscina, podrías rescatarla más de un día después.

También es capaz de aguantar los impactos, el efecto de los imanes y la temperatura, tanto muy baja como muy alta. Es tan resistente que tampoco te tienes que preocupar de que la memoria sufra daños por contacto de rayos x. Por lo tanto, sí se puede reconocer que Samsung ha hecho un gran trabajo para dar forma a una memoria realmente resistente.

Los aspectos no tan positivos

Resulta bastante frustrante ver que los modelos de capacidad que se han diseñado de este stick de memoria se quedan cortos respecto a lo que sería deseable. Incluso si el dispositivo te interesa, tienes el problema de solo estar disponible en tres capacidades: 64GB, 128GB y 256GB. Es decir, sigue sin aliviar el problema de memoria con el que se encuentran muchos de los usuarios que están pensando en hacerse con el Galaxy S22. Porque si tu preocupación es que tu móvil tiene poca memoria interna, es muy posible que no vayas a solucionar el problema con 256GB adicionales (y tener varias sticks podría convertirse en una pesadilla).

No olvidemos que los modelos de 128GB y 256GB son aquellos por los que Samsung apuesta como medida estándar de su dispositivo. Incluso hay países en los que la versión de 512GB no se va a poner a la venta. Lo máximo que podrías hacer bajo esta situación sería comprarlo de 256GB y luego poner la otra memoria, también de 256GB. No obstante, no es lo ideal. Seguimos sufriendo una de esas sensaciones de malestar y molestia que no se soluciona con una memoria externa.

Con la memoria de 256GB podrás almacenar 12 horas de vídeo 4K y más de 60000 fotos. Son cifras que impactan muy positivamente, pero que solo son una cortina de humo para los problemas de limitación de espacio a los que nos estamos exponiendo. Hay otras alternativas para quienes sufren el problema de la memoria con el nuevo Galaxy S22, pero lo más obvio a lo que está empujando el fabricante es a que contratemos un servicio de almacenamiento en nube. Curioso teniendo en cuenta que ya no tienen su propia nube, pero seguro que Google y su servicio Drive están muy contentos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...