El Galaxy Note 7 ya no se puede llevar en los aviones

El móvil explosivo de Samsung ya no se puede llevar en aviones que se dirijan o que salgan de Estados Unidos.

Note 7 en los aviones

Después de que se produjese un importante incidente en un avión con un Galaxy Note 7 que se prendió fuego las autoridades federales de Estados Unidos han decidido reaccionar con firmeza. Y lo han hecho tomando la decisión de prohibir que se suban móviles de este modelo en los aviones. Hasta ahora la norma era que se tenían que introducir apagados, pero ahora la prohibición es absoluta y no se podrán llevar ni encendidos ni apagados.

Entre los norteamericanos siempre hay mucha preocupación por sus vuelos, dado que el recuerdo de lo ocurrido en ciertos actos terroristas les hace aumentar la seguridad aérea al máximo. Por eso no se quieren arriesgar a que ocurra ningún tipo de incidente. La prohibición completa del Galaxy Note 7 puede resultar un poco radical, pero es comprensible.

Desde el Departamento de Transporte del gobierno estadounidense reconocen que saben que esta norma será un problema para algunos viajeros, pero insisten en que lo principal es asegurar que los pasajeros no sufren ningún tipo de situación peligrosa. Por eso prefieren tomar medidas preventivas y evitar por todos los medios posibles que se produzca una situación como la que ha ocurrido anteriormente dentro de un avión con destino a Norte América.

Por otro lado, sería raro que todavía hubiera alguien con el Samsung Galaxy Note 7 en su propiedad después de todo lo que está haciendo el fabricante coreano para que el público los devuelva. Justamente en Estados Unidos se ha incrementado la prima que obtienen los propietarios del móvil al devolverlo con un descuento añadido que les permite hacerse con un nuevo móvil a precio reducido. Es parte de las ideas que ha tenido la empresa para que no haya ningún Galaxy Note 7 desperdigado por el mundo. Y si lo hay, de momento no podrá volver a viajar en un avión hacia o desde Estados Unidos.

La catástrofe del Note 7 ha hecho perder millones a Samsung, que si bien ha visto que la mayoría del público lo ha cambiado por un Galaxy S7, lo cierto es que se encuentra en un momento complicado. Ni en el peor de los casos podían haber previsto una situación en la que tuvieran que afrontar pérdidas millonarias debido a un fallo de fabricación que, por otro lado, todavía parece que no ha sido identificado. ¿Qué es lo que ocurre realmente con este móvil y quién nos asegura que no pueda volver a pasar? Realmente eso es lo que preocupa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...