Donald Trump le pone las cosas claras a Tim Cook

El proyecto de Donald Trump para que Apple comience a fabricar sus dispositivos en Estados Unidos comienza a tomar forma.

Trump habla con Cook

Nos alucina la forma de negociar de Donald Trump. Es un tiburón del sector empresarial y como tal sabe jugar sus cartas de una forma aplastante. Con Apple siempre ha sido muy claro: quiere que la empresa de la manzana fabrique de nuevo sus dispositivos en Estados Unidos. Hace poco soltó una de sus perlas, una de esas frases en las que se impone con boca de pez grande para reafirmar su fuerza. Ahora ha adoptado un punto de vista negociador hablando con Tim Cook.

¿Y qué le ha dicho exactamente a Cook? Pues lo ha hecho todo a modo de ejecutivo, más empresario que presidente. Le ha comentado que para él una de las grandes victorias personales que tendría como presidente es que lograra que las empresas americanas volvieran a fabricar en Estados Unidos y no en países como China. Pero como Cook sigue sin verlo claro Trump le ha comenzado a ofrecer cosas. Le ha dicho que habrá muchos incentivos para las empresas, que les liberará de muchos de los impuestos que les persiguen y que además van a estudiar desregular todo tipo de cosas.

A Trump le da igual si Cook es republicano o demócrata, sabe que hay cosas que se pueden desregular para contentarle. El presidente electo sabe que hay muchas cosas prohibidas que son absurdas y que cree que todo el mundo apoyará si se desregulan.

Tiene muy claro que ahora mismo hay muchos obstáculos para el crecimiento de las empresas, para realizar su expansión y gestión en todos los aspectos. Trump quiere que se ofrezca un cambio radical en este sentido para los negocios norteamericanos, que puedan crecer al ritmo que ellos mismos marquen y que se sientan a gusto dentro de su nación. Por eso posiblemente el nuevo presidente norteamericano no se va a detener hasta que consiga que Tim Cook dé su brazo a torcer en este sentido. Para ello le dará prácticamente todo lo que quiera. Y hará lo mismo con Microsoft.

Por otro lado, suponemos que Trump tiene un plan B para todo el tema de «si se fabrica en Estados Unidos será más caro». Ya debe estar aburrido de oír una y otra vez lo mismo. Y quien no piense que Trump tiene una solución para esto es porque no recuerda que el presidente electo tiene un montón de acciones de Apple en su cartera de valores. Así que no quiere que a la empresa de la manzana le vayan mal las cosas, eso es obvio.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...