Aumenta la lucha contra el mercado de los móviles robados

El robo de dispositivos móviles podría frenar debido a un acuerdo de colaboración que se ha producido entre Estados Unidos y México.

Más lucha contra los robos de móviles

Cualquier tipo de producto robado es malo para el mercado, pero lo relacionado con los teléfonos móviles robados está llegando a cifras dramáticas en el mercado norteamericano. El mercado negro de los teléfonos móviles en los Estados Unidos se ha extendido más allá de sus fronteras. Esto ha obligado a que las autoridades competentes de Norte América y México cooperen en un plan para asegurarse que los dispositivos móviles robados no son reactivados al sur de la frontera.

En un acuerdo firmado en Washington D.C., los proveedores de telecomunicaciones mexicanos participarán en una base de datos internacional de teléfonos robados y dispositivos móviles. Además, la Federal Communications Commission y el Secretariado de Comunicaciones y Transporte de México cooperarán en un informe para monitorizar el rendimiento de las operadoras móviles en lo relacionado con su compromiso de no permitir activar teléfonos robados en sus redes. Esto llevará a una colaboración que permitirá estimar el tamaño del mercado de móviles robados. Julius Genachowski, principal responsable de FCC, ha anunciado el pacto junto al apoyo de Hector Olavarria Tapia, subsecretario de las comunicaciones mejicanas.

El robo de dispositivos móviles es un problema en crecimiento, que contabiliza tanto como el 40% de todos los robos en ciudades grandes de los Estados Unidos según datos oficiales. Cathy Lanier, jefa de policía de Washington D.C., ha aparecido en el escenario del acuerdo para aplaudir la iniciativa. Ella también ha tenido buenas palabras para Genachowski, comentando que no llegó a nada en este problema hasta que se lo presentó al presidente de la organización.

«Algo que la policía ha estado luchando durante años y de forma muy intensa en los últimos meses. Una llamada de teléfono al presidente y literalmente se resolvió en menos de tres meses«, ha dicho la jefa de policía. Genachowski menciona que el nivel actual de participación de operadoras de los Estados Unidos es de más del 90% de los suscriptores móviles del país. El Presidente también ha dicho algunas palabras duras para los ladrones, y menciona en relación a que los teléfonos móviles robados no se podrán reactivar «esto envía un claro mensaje a los ladrones y bandas criminales: Este es un crimen que no paga».

El problema de los teléfonos robados podría convertirse en un mal recuerdo del pasado gracias al esfuerzo que se está realizando en este sentido. Está claro que bloquear la reactivación de teléfonos es un paso clave para frenar estos índices de delincuencia y ofrecer mayor seguridad a los usuarios.

Vía | Mashable

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...