Apple se libra de la prohibición en Estados Unidos gracias a Obama

Samsung se encuentra con la dureza de la administración de Obama, que ha terminado apoyando a Apple después de muchos conflictos.

Obama le echa una mano a Apple

La batalla legal que están viviendo las empresas Samsung y Apple se está convirtiendo en algo totalmente épico. Estas dos empresas no se odian a muerte, pero no se toleran. Apple se tiene que morder la lengua cada vez que se ve obligada a hacerle algún encargo a Samsung, que sigue siendo uno de sus proveedores de pantallas para dispositivos táctiles, y en Samsung saben que necesitan a Apple para mantener un buen nivel de ingresos.

Hace poco tiempo la ITC decidió darle la razón a Samsung en una de sus trifulcas de patentes y prohibió la venta de dos dispositivos clásicos de Apple: el iPad 2 y el iPhone 4. Para Apple era un problema, pero no demasiado elevado, dado que al fin y al cabo son terminales que han pasado su mejor momento y que ahora están disponibles solo como refuerzo de las versiones más avanzadas de ambos dispositivos. En Samsung la noticia se recibió con alegría, ayudando psicológicamente sobre todo para tener más fuerzas con las que seguir luchando en tiempos posteriores.

Ahora la felicidad de Samsung ha desaparecido, dado que el gobierno de Obama ha mediado de por medio y ha sustituido la decisión tomada por la ITC. Se ha eliminado la prohibición de Apple y no vuelve a existir ningún problema ni para el iPhone 4 ni para el iPad 2. En la ITC están claramente molestos, pero Apple se ha asegurado de dejar claro que no creen que la ITC se haya equivocado, sino que se trata de una decisión tomada desde otro punto de vista. Al mismo tiempo, indican que animan a que Samsung siga luchando por sus derechos a fin de demostrar lo que les pertenece.

La noticia ha sorprendido a muchos usuarios y no ha ayudado a que mejore la imagen de Apple, a quien ya se ve como una compañía capaz de escapar de lo que sea gracias a sus relaciones con el gobierno. Pero la realidad es la realidad y era de esperar que antes o después, si no era por esta causa lo fuera por otra, Obama se metiera de por medio cara a barrer para casa en la disputa de Apple con los coreanos de Samsung.

El culebrón entre estas dos compañías sigue adelante y no hay mucha precisión en cuanto a saber qué ocurrirá si todo sigue de la misma manera. Cuando se lance el próximo iPhone será el momento de hacer recuento y ver si Apple ha cometido algún fallo en cuanto a patentes.

Vía: The Wall Street Journal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...