Apple retira los cargos contra el Samsung Galaxy S III Mini

La denuncia de Apple contra Samsung ha sido modificada para quitar uno de los dispositivos que se encuentran listada en ella.

El Samsung Galaxy S III Mini se salva

Un documento de la corte presentado el viernes pasado ha revelado que Apple ha decidido abandonar todos los cargos contra el dispositivo Galaxy S III Mini de Samsung. La decisión de la compañía de la manzana se encuentra motivada en que Samsung ha dicho que no tiene planes para importar formalmente y vender el móvil en los Estados Unidos.

El eterno combate legal entre las dos compañías viene de lejos. Apple solicitó añadir una serie de nuevos terminales, como el Galaxy Note II, el Galaxy S III con Android 4.1 o el Galaxy Tab 8.9 Wi-Fi, a la demanda que tiene en marcha contra Samsung. La petición se formalizó el 23 de noviembre y se registró para que fuera llevada a revisión en el año 2014. La fecha todavía da margen para hacer cambios, y aunque los dispositivos antes mencionados siguen en la denuncia, junto al Galaxy Tab 2 10.1 o el Rugby Pro, Apple ha preferido eliminar el Galaxy S III Mini.

Para ello Samsung ha tenido que decir que no tiene intención de «fabricar, utilizar, vender u ofrecer para venta o importación el Galaxy S III Mini en los Estados Unidos«. Los creadores del iPhone indican que el teléfono se puede comprar en tiendas como Amazon.com, pero que de todos modos ha accedido a retirar su denuncia siempre y cuando el terminal no se venda oficialmente en América.

El drama que están viviendo los directivos de Samsung y Apple en lo relacionado con su denuncia todavía va para largo, dado que la audiencia en los tribunales dará comienzo el día 31 de marzo del todavía lejano año 2014. En este tiempo que tenemos por delante todavía se cree que las dos compañías podrían hacer muchos cambios en su punto de vista, eliminando terminales de la denuncia o añadiendo otros que se comercialicen posteriormente.

También existe cierto margen para el optimismo en relación a que Apple y Samsung puedan alcanzar un acuerdo por el cual abandonen sus trifulcas en los tribunales, llegando a un acuerdo beneficioso para todos. Esto es lo que ha ocurrido con otros fabricantes recientemente, y es algo impropio en el pasado de Apple, pero más viable en la filosofía flexible que ha adoptado la compañía actualmente dirigida por Tim Cook.

Para los abogados, y en especial para la jueza Lucy Koh, no sería nada negativo que se firmara un acuerdo y se bloqueara el proceso legal que tantos quebraderos de cabeza ha proporcionado a los principales directivos de cada una de las dos empresas implicadas.

Vía | AppleInsider

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...