Volvo V40: menos consumo y menos emisiones

El Volvo V40 incorpora cambios mecánicos que lo hacen un vehículo más eficiente, reduciendo el consumo de carburante y las emisiones contaminantes.

Volvo V40

La empresa sueca decidió realizar diferentes cambios en su clásico modelo Volvo V40, pero esta vez prestando especial atención en el consumo, que es uno de los temas que protagoniza actualmente los desafíos cruciales que se plantea la industria del automotor.

En este caso, la firma ha equipado al vehículo con un motor 1.6 turbodiésel de 115 caballos de fuerza, con una caja de cambios manual. Lo principal de esta renovación es la reducción de consumo que ha logrado la compañía con este automóvil: a partir de este momento el rodado presenta un consumo de 3,6 litros de combustible cada cien kilómetros, mientras que las emisiones de CO2 se ubican en 88 gramos por kilómetro.

La marca se ha permitido modificar este modelo a tan sólo algunos meses de su aparición en el mercado europeo, y según las fuentes oficiales esto ha sido, antes que nada, un signo de buena recepción en los clientes. Es así que la empresa quiso ampliar el espectro y otorgarles mayor variedad a los interesados en el Volvo V40, sobretodo a los preocupados por el consumo y la eficiencia.

Esto es posible porque el automóvil se ha convertido realmente en el último tiempo en el protagonista de las ventas de la marca, y con esta variante se busca reforzar el producto en el mercado. Entre otras modificaciones, el Volvo V40 incorporará un sistema nuevo de entretenimiento, que contará con la posibilidad de conectarse a redes de Internet 3G, además de incluir una pantalla táctil de extrema sensibilidad, que se puede operar hasta con guantes puestos.

Con estas prestaciones tecnológicas la empresa ya está captando a un nuevo público, un grupo que pasa muchas horas en el auto y que no ve al vehículo solamente como un medio de transporte, sino que desea que se transforme en un lugar confortable donde pueda escuchar música, navegar por Internet y atender llamadas, como en la sala de estar de su hogar.

Como hemos dicho, uno de los puntos centrales es el menor consumo, y esto también se logra con la opción mecánica a gasolina, no sólo con el propulsor diésel mencionado anteriormente. Esta segunda alternativa es un bloque T4 de 180 caballos de fuerza con tracción total. En definitiva, el Volvo V40 gana tanto en eficiencia como en riqueza de opciones, convirtiéndose en un modelo capaz de atraer a muchos públicos diferentes.

Vía | Diario Motor

Imagen | Volvo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...