Una Ford F-series Super Duty 2016 se quema en sus pruebas

Un accidente en las pruebas del Super Duty 2016 confirma que el vehículo está principalmente fabricado haciendo uso de aluminio.

Accidente de Ford

Las pruebas de los nuevos prototipos y vehículos están para eso, para que ocurran accidentes en un escenario controlado y que luego los coches, una vez comercializados, rindan a la perfección. Pero es curioso ver cómo en poco tiempo nos hemos encontrado con varios prototipos que terminaban quemados en aparatosos accidentes. En esta ocasión ha sido el turno de la 2016 Ford Super Duty de la F-Series de de Ford. El accidente de la camioneta, como es habitual, fue grabado de forma independiente y se ha podido comprobar que el fuego comenzó en la rueda delantera izquierda.

Tras producirse el fuego en esta rueda, este se expandió hacia todo el vehículo y lo envolvió en llamas. Los especialistas asistieron a la destrucción del vehículo, la cual tuvo una duración de solo 20 minutos. El marco elegido para la prueba, un desierto, no ayudó precisamente a que el proceso se viera entorpecido por la situación.

La buena noticia no es solo que el accidente se produjo en la prueba del prototipo, sino que los miembros del equipo que estaban dentro del vehículo para encargarse de todo, dos ingenieros, pudieron salir sin ningún tipo de problema.

El incendio de la camioneta y su destrucción han arrojado algunos datos interesantes a lo que conocemos, hasta el momento, del vehículo. Había dudas importantes en relación a los materiales que habría utilizado Ford en cuanto a su fabricación. Ahora algunos expertos han podido analizar el lugar del accidente y han descubierto que el material primario del coche se encuentra en el aluminio. Es una noticia que ha sido bien recibida entre los seguidores de Ford, que no dudan de que este modelo que entrará en producción en el año 2016 dejará unas vibraciones muy positivas.

Ford no ha aportado detalles específicos acerca del incidente, pero ha querido recordar que la prueba del vehículo se realizó en el Valle de la Muerte, donde las temperaturas ascienden de una manera exagerada hasta llegar a unos niveles muy peligrosos. Es posible que más de uno de los ingenieros implicados en el desarrollo del coche supiera que algo parecido podría ocurrir. No obstante, esto no supone un problema para la producción del vehículo, aunque es muy posible que los ingenieros estén ahora implementando modificaciones para que el Super Duty 2016 pueda estar listo y preparado para sorprender cuando se ponga a la venta. Si seguimos por la misma línea no nos sorprenderíamos de que se quemara otro prototipo en las próximas semanas. Pero mientras no se produzcan heridos, no son malas noticias.

Vía: Autoblog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...