Sanciones a quien conduzca bajo los efectos de algunos fármacos

La DGT se ha decidido a luchar con más efusividad contra todo aquello que pueda mermar las facultades, reflejos y atención en la carretera de los conductores, ahora está en su punto de mira el uso de determinados fármacos.

Control de alcoholemia

La DGT estudia sancionar a aquellos conductores que conduzcan bajo los efectos de algunos fármacos, medida con la que se pretende garantizar que se conduce en plenas facultades. El plan de la Dirección General de Tráfico es adoptar una actitud especialmente severa con todo aquello que pueda afectar a las facultades, reflejos y agilidad a la hora de conducir, con ello se favorecerá mejorar la seguridad vial.

Bajo el amparo de la última reforma de tráfico realizada, se estudian multas especiales a estas personas que hayan tomado medicamentos, como por ejemplo Valium, Dormicum, Lexatín o Trankimazín, aunque hay que decir que la lista de fármacos es bastante amplia y afectará a todos aquellos cuya finalidad principal es combatir el insomnio, el estrés, la ansiedad o la depresión. En un futuro a corto y medio plazo, se podrían considerar drogas si se conduce bajo sus efectos. Las sanciones a quien conduzca habiendo tomado fármacos están a la vuelta de la esquina, para detectarlos se utilizarán dispositivos especiales mucho más caros que los actuales, como vemos, no se escatima en gastos si se trata de aparatos que pueden ofrecer un retorno económico.

Recordemos que desde la DGT se anunciaba que no había dinero para mejorar la señalización vertical o las malas condiciones de las carreteras, sin embargo, no escatiman esfuerzos en sistemas como los radares aéreos o los nuevos radares que detectan las ITV caducadas, ahora planean una inversión en avanzados dispositivos de detección, ya que en nuestro país sólo cuentan con 70 aparatos y serán necesarios muchos más para poder realizar los controles.

Lo dicho, para algunas cuestiones siempre hay presupuesto, parece que dejan en un segundo lugar la mejora de las carreteras o la señalización vertical, a pesar de que son dos cuestiones que afectan a la conducción e incrementan el riesgo de accidente de tráfico.

Para este año se espera que se incrementen de nuevo al doble las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, en breve, determinados fármacos estarán a la misma altura. Para poder realizar controles más eficaces, se planea incrementar hasta en tres veces el número de controles de estas características en los próximos dos años, los conductores podrán ser sancionados con la retirada de 6 puntos en el carné de conducir y por supuesto, con el pago de una multa importante.

Os recomiendo leer el artículo de La Razón para conocer todos los detalles de los planes de la DGT.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...