Revisión y mantenimiento del sistema de escape

Para que nuestros vehículos funcionen correctamente es importante que cada uno de los sistemas funcione correctamente. Uno de ellos, el que desarrollamos en este post, es el sistema de escape. Para que este sistema funcione correctamente y alargue su vida útil, es necesario que evitemos los aspectos que pueden acelerar su destrucción, y que le realicemos un correcto mantenimiento.

Revisión y mantenimiento del sistema de escape

Damas y caballeros, hay que seguir cuidando a nuestros coches y como consecuencia a nuestras vidas, por eso continuamos hablando de aspectos técnicos del mismo, y sobre algunos sistemas que debemos mantener en óptimas condiciones para un buen funcionamiento de nuestros vehículos.

Al sistema de dirección del que hablamos hace muy pocos días, hoy le sumaremos los conocimientos necesarios para mantener en óptimas condiciones el sistema de escape.

En términos generales, podemos decir que dicho sistema funciona en tres funciones vitales: mover la combustión de gases de uso fuera del motor en el aire exterior,  garantizar que las piezas que rodean el motor estén en buen estado, y ayudar a los silenciadores  a disminuir el ruido producido por el motor.

El sistema de escape de un coche está conformado por una variedad importante piezas, en la que algunas de las más importantes son: el tubo hacia abajo, los sensores lambda, catalizador, el silenciador intermedio, el silenciador delantero, el silenciador trasero, el tubo de escape, y el montaje kit con sus componentes.

A partir de esto podríamos decir que una de las funciones extras del sistema de escape tiene que ver con la protección del medio ambiente gracias a la neutralización de la contaminación atmosférica y acústica de los vehículos. Pero ese ya es otro tema.

Volviendo al tema que nos compete, debemos saber que el desgaste del sistema de escape es algo de lo que no podemos escapar. Las altas temperaturas en las que funciona y a las agresiones externas a las que se ve sometido lo hacen inevitable.

Sin embargo, es posible alargar la vida útil del sistema de escape de nuestros coches si le realizamos un correcto mantenimiento y, sobre todo, evitamos algunos factores que aceleran la destrucción del mismo.

En cuanto a las causas que aceleran la destrucción del sistema de escape, aquí nos encontramos con los siguientes aspectos: Los recorridos cortos por ciudad, por calles adoquinadas o zonas con baches; la mala calidad del combustible; catalizador en mal estado.

En cuanto a los elementos del sistema que debemos revisar y realizarle un mantenimiento adecuado, estos son: Los indicios de fugas de gas o de corrosión en las soldaduras; la correcta eliminación de los gases de escape a través del catalizador; que los silenciadores sean de calidad y homologados; los indicios de corrosión y las grietas en los tubos del sistema; la correcta alineación del sistema; y el buen funcionamiento del sistema de encendido y de alimentación.

Fuente: Refacciones

Foto: Escape por Theignitionpoint en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...