Obama invierte en los coches independientes

Una inversión de 4 mil millones de dólares ayudará a que los coches independientes estén listos antes.

Coche de Google

Cuando hace unos días se habló de las muchas situaciones en las que los coches independientes habían necesitado el trabajo del conductor de apoyo nos preocupamos. Sobre todo porque vimos que el día en el que esta tecnología estuviera finalmente se retrasaba. Pero hoy todo cambia gracias a otra noticia que también llega de Estados Unidos, confirmándose eso de que cuando te dan una de arena, también te dan una de cal.

La noticia en cuestión indica que el gobierno norteamericano, con el mismísimo Obama al frente de la decisión, ha anunciado que invertirá un bloque de unos 4 mil millones de dólares para su uso en este proyecto en un periodo de diez años. Para el gobierno es prioritario que se comience a terminar esta tecnología y que pueda estar disponible lo antes posible. Es probable que Obama esté buscando dejar huella también en su sociedad por ser el presidente que incorporó coches inteligentes en las calles, algo que no hay duda de que será solo el pistoletazo de salida de un mundo más tecnológico, independiente y conectado.

Para que todo progrese de la mejor manera, el gobierno ya ha hablado con los fabricantes principales que están apostando por esta tecnología. Los ha puesto en común con la intención de hacerles ver que todos trabajan por un objetivo único en este aspecto.

También ha abierto las posibilidades a que se reescriba cualquier tipo de ley que pueda ser necesaria y se ha planteado la necesidad de presentar un código específico de los coches independientes. Esto va a ser necesario a la vista de que en poco tiempo estos vehículos deberían incorporarse a la circulación con coches normales conducidos por personas, lo que es probable que acabe derivando en algún que otro problema (por mucho que nadie lo quiera, acabarán ocurriendo y será mejor tener unas normas escritas cuando eso pase).

Estados Unidos quiere que los coches independientes lleguen cuanto antes a las carreteras y desea que esto ocurra cuando sean capaces de proporcionar un buen rendimiento, no sufrir accidentes ni encontrarse con problemas derivados. El panorama ideal es un mundo en el que estos coches puedan viajar libres sin pasajeros que se hagan cargo del volante, aunque hay algunos estados norteamericanos que no creen que esto pueda ser viable.

Por fortuna, parece que desde la Casa Blanca creen mucho más en la tecnología y en hacer realidad lo que hasta ahora estaba limitado a la ciencia ficción, lo cual es un alivio.

Vía: Transportation

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...