Nueva ley de seguridad vial en Irlanda

El próximo 1 de mayo entra en vigor una nueva ley en Irlanda que pretende acabar con el uso del teléfono móvil mientras se conduce, no se podrá utilizar ni el sistema de manos libres.

Sanciones por el uso del teléfono móvil en Irlanda

Dado que una buena parte de los accidentes de tráfico son causados por las distracciones, siendo el uso del teléfono móvil uno de los principales elementos que provocan el despiste de los conductores, en Irlanda se han planteado como reto evitar que se utilice el teléfono móvil mientras se conduce y para ello, nada mejor que imponer sanciones elevadas y penas de cárcel para disuadir a los infractores.

La nueva ley de seguridad vial en Irlanda ha sido aprobada por el Ministro de Transportes del país y entrará en vigor el próximo 1 de mayo, a partir de esta fecha no se podrá utilizar el teléfono móvil en el coche, ni siquiera con el uso del dispositivo de manos libres. La infracción supondrá una citación judicial con la posibilidad de pena de cárcel y una sanción considerable, también se sancionará con la retirada de puntos del carné de conducir.

La nueva normativa determina que si un usuario es pillado infraganti por primera vez, deberá pagar una multa de 1.000 euros y se le citará judicialmente para darle un toque de atención, si es reincidente se enfrenta a una sanción de 2.000 euros y una pena de 3 meses de cárcel. Si aún así un conductor no aprende y de nuevo vuelve a ser cazado utilizando el teléfono, la sanción será de 3.000 euros y podría cumplir una pena de cárcel de 1 año.

De este modo se equipara el uso del móvil al delito de conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas, situaciones en las que no se concede ningún atenuante y los denunciados sufren todo el peso de la ley. El Ministro de Transportes explica que enviar mensajes de texto mientras se conduce es un delito muy grave y está decidido a acabar con esta práctica que se ha extendido de forma alarmante. Nada tiene que ver la nueva reglamentación con la que está en vigor actualmente, los usuarios que habían sido cazados utilizando el teléfono eran sancionados con la retirada de 3 puntos del carné de conducir y una multa de 90 euros.

Tras considerar las posibilidades, el gobierno irlandés ha llegado a la conclusión de que la mejor forma de acabar con este elemento de despiste en la conducción, es sancionar duramente tanto a nivel económico como penal. Pero hay más en lo que respecta a la retirada de puntos por esta infracción, en la nueva legislación de seguridad vial irlandesa se detalla que no van a poder recuperarlos. El Ministerio de Transportes del país anuncia nuevas medidas para lograr mejorar la seguridad en las carreteras, no tardaremos mucho en conocerlas y seguramente serán tan contundentes como la que se ha aprobado.

Quizá en vez de las sanciones, habría sido más efectivo adoptar soluciones tecnológicas como la propuesta en Estados Unidos, un sistema que permita bloquear el uso del teléfono mientras se conduce. Recordemos que casi el 50% de los conductores europeos leen mensajes de texto mientras conducen. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en Autoblog.it.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...