Multar es una cuestión de necesidad

Guardia Civil

Como ya decía el año pasado, las multas de tráfico son una carrera de beneficios, se puntúa y premia mejor a los agentes de la Guardia Civil de Tráfico que imponen multas, algo que puede provocar que los agentes concentren exclusivamente sus fuerzas en imponer dichas multas de tráfico para garantizar las primas adicionales derivadas. Multar es una cuestión de necesidad, sin multas el sueldo es más bajo, algo nada ético por cierto.

Al parecer, cada vez son más los Guardia Civiles que denuncian la situación, cobran menos por no multar, se premia más una multa que el auxilio de una persona, evitar un accidente de tráfico, y cualquier servicio que más de un ciudadano consideraría de vital importancia. Sería interesante recordar que la Asociación Unificada de Guardias Civiles denunció el año pasado que estaban siendo presionados para multar indiscriminadamente a fin de que los ingresos para el Estado sean cada vez mayores por este concepto.

Para la DGT (Dirección General de Tráfico), la benemérita debe hacer cumplir la ley y poner multas está dentro de la ley, un argumento con poca consistencia, sobre todo si sabemos que poner menos multas deriva en una reducción de sueldo. Por tanto, multar es una cuestión de necesidad, otras cuestiones quedan relegadas a un segundo plano. El resultado parece evidente, muchos Guardia Civiles estarán pensando en garantizar sus sueldos y estarán especialmente atentos a la posibilidad de multar, otros (los menos) seguirán quejándose de una situación amoral que el Gobierno no esconde.

En Autopista.es podemos leer que un miembro de un partido de la oposición preguntaba al Senado sobre este tipo de presión para multar, la respuesta desde el Gobierno no tiene desperdicio, “No se ha abonado el citado complemento de productividad a aquellos Guardias Civiles que según parámetros objetivos (auxilios, denuncias, intervenciones en accidentes, atestados instruidos, alcoholemias practicadas, escritos de alegaciones, vehículos recuperados y detenidos) no han alcanzado el grado adecuado de rendimiento interés e iniciativa”. Esta respuesta la podéis leer en este Pdf.

No es que hayan perdido el norte, la realidad es que la meta es obtener los máximos ingresos posibles. Desgraciadamente para el Gobierno, el tiro le ha salido por la culata, al menos de momento, recordemos que tras la aplicación de las nuevas limitaciones de velocidad en autopistas y autovías, se han impuesto menos multas con la nueva velocidad límite de 110 km/h.

Por cierto, será interesante retomar la lectura del post Velocidad límite de 110 km/hora, ¿ahorro o sistema para incrementar la recaudación?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...