Madrid ha abierto expediente sancionador a Uber

A pesar de la oposición que recibe la aplicación Uber, ésta se va introduciendo en muchas ciudades Europeas, la amenaza de sanciones contra la empresa y los conductores es una constante. Ahora le toca el turno a Madrid, se ha abierto un expediente sancionador a Uber y a los conductores que operen con la App en la capital española.

Servicio de Uber en Madrid

A finales del mes pasado podíamos saber que Uber ya operaba en Madrid, para hacer más interesante el uso de la aplicación se podía utilizar el servicio uberPOP, con él es posible realizar reservas para un viaje concretando punto de salida y destino. Evidentemente el sector del taxi se ha opuesto y denunciaba que el servicio uberPOP operaría sin pagar los correspondientes impuestos y sin contar con las licencias necesarias.

El sector no comprendía la permisividad y silencio de la administración ante la introducción del servicio, pues bien Madrid ha abierto expediente sancionador a Uber por prestar actividades de transporte de viajeros sin licencia, y se ha puesto en marcha un operativo en el que trabajarán en colaboración la Guarda Civil, la Policía Local y la Comunidad de Madrid para inspeccionar a la empresa y a sus conductores.

La multa que recaería sobre Uber alcanzaría los 18.000 euros, aunque la empresa tiene 15 días para presentar las oportunas alegaciones, así como un recurso contra la Comunidad de Madrid. Hay que decir que los usuarios de la aplicación no serán objeto de inspección ni sanción, tampoco tendría mucho sentido.

Parece ser que el pasado viernes ya se ‘cazó’ a un vehículo de Uber y se le ha abierto un expediente sancionador, teniendo en cuenta que son muchos los conductores y usuarios que utilizan el servicio, no se puede considerar un triunfo tras haber destinado tantos recursos. El caso es que la Comunidad de Madrid se ha reunido con las principales asociaciones de taxistas, comprometiéndose a evitar la competencia desleal, la caza de brujas contra los conductores de Uber ha empezado y se van a vigilar los vehículos pirata que operen con la aplicación.

Uber se enfrenta a sanciones que pueden alcanzar los 18.000 euros por cada servicio, además a los conductores se les sancionará con hasta 6.000 euros, si reinciden la sanción se elevará a 18.000 euros y además se inmovilizará el coche. Todo el plan de acciones gira en torno a ley de ordenanza de transporte nacional que regula cuál debe ser la actividad y los permisos necesarios para ella. Realizar la actividad sin la documentación correspondiente se ilegal y por tanto se debe perseguir, así lo explica Borja Carabante, viceconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda.

Esta oposición y persecución va a servir de poco como ya se ha podido ver en otras ciudades donde opera Uber, sintiéndolo mucho, los usuarios demandan poder acceder a un servicio de transporte distinto, una alternativa flexible, fácil y asequible para moverse de forma segura y ecológica, la idea es hacer el mejor uso de los coches que ya se encuentran en la calle.

Ya veremos qué ocurre al final, quizá Uber termine logrando alcanzar su objetivo y operar con toda tranquilidad en Madrid.

Vía | Ticbeat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...