Los motores del Skoda Octavia

Analizamos punto por punto la oferta mecánica del nuevo Skoda Octavia, que presenta una amplia diversidad de opciones.

Skoda Octavia

La nueva generación del Skoda Octavia dispone de nuevas tecnologías que permiten reducir el impacto medioambiental del coche, como el sistema Start/Stop, la regeneración de la energía de frenado o las transmisiones automáticas DSG, que ahorran combustible. Pero sin lugar a dudas lo más importante será su amplia gama de motores, tanto de gasolina como diésel.

Con una emisión media de 89 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro y un gasto promedio de combustible de 3,4 litros por cada 100 kilómetros recorridos, se logra reducir hasta en un 23% el consumo en comparación con el modelo anterior.

Ahora bien, vamos a detenernos en sus cuatro motores, con opciones diésel TDI common-rail y otras cuatro variantes de gasolina TSI. Atención: muchas opciones y muchos números que se deben leer cuidadosamente.

La gama de motorizaciones diésel irán desde los 90 a los 150 CV de potencia, con un consumo de hasta 3,4 litros cada 100 kilómetros. El valor más bajo en la escala de potencia parte del 1.6 TDI de 90 CV, que homologa unas emisiones de CO2 de 109 gramos por kilómetro y un consumo de 4,1 litros cada 100 kilómetros.

También dentro del bloque 1.6 TDI, pero con 105 CV, se encuentra la versión Green tec, registrando un consumo menor de 3,8 litros cada 100 kilómetros, pudiéndose solicitar en este caso el cambio manual, con la transmisión de doble embrague DSG.

Continuando con las alternativas 1.6 TDI se ubica la versión GreenLine, que con 110 CV y asociada a una transmisión manual de 6 velocidades consigue un consumo de 3,4 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 89 gramos de CO2 por kilómetro. Por último, el bloque 2.0 TDI Green tec de 150 CV, que trabaja asociado al cambio DSG o a una transmisión manual, homologa un consumo de 4,5 litros cada 100 kilómetros.

Entre las mecánicas de gasolina nos encontramos con 4 propulsores, comenzando por el 1.2 TSI de 86 CV, con un consumo de 5,2 litros cada 100 kilómetros. Por encima se ubica otro 1.2 TSI, la versión Green tec, que con una potencia de 105 CV registra un dispendio de 4,9 litros cada 100 kilómetros.

Además de los motores TSI de 1.2 hay una opción 1.4 TSI Green tec de 140 CV, con un consumo de 5,3 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 121 gramos por kilómetro. El motor más grande es el 1.8 TSI Green tec de 180 CV, con un cambio DSG de 7 velocidades, un consumo de 5,7 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 131 gramos de CO2 por kilómetro.

Vía | Diario Motor

Imagen | Skoda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...