Llegan a producción el T25 y el T27 de Gordon Murray Design

Los vehículos Gordon Murray Design T.25 y T.27 verán finalmente la luz, siempre a partir del renovador sistema de diseño y producción I-Stream.

t27

A través del visionario proyecto de diseño I-Stream ideado por Gordon Murray, en donde se logran disminuir los costes de producción en casi un 80% y reducir el consumo energético en márgenes del 60% respecto a las fabricas convencionales, los prototipos T.25 y T.27 tienen el visto bueno para llegar a los mercados mundiales.

Repasando la historia, Gordon Murray fue partícipe y creador de importantes monoplazas de Fórmula 1 en la firma McLaren, en donde era el principal responsable técnico hasta el 2006. Un año más tarde comenzó a dedicarse a la creación de vehículos de uso urbano basados en el diseño I-Stream, hasta que en 2010 se publicaron las primeras imágenes del Murray T.25 en forma oficial, un coche de solamente 2.4 metros de largo, accionado a través de un motor de gasolina y, posteriormente, presentó la variante eléctrica llamada T.27.

En la actualidad, ambos proyectos han sido comprados por una empresa, aunque aún no se ha conocido el nombre de esta compañía, lo que significa que saldrían al mercado en un corto tiempo. Estos desarrollos fabricados gracias al proceso de iStream tienen como principal característica que la estructura de acero convencional de los vehículos es reemplazada por un monocasco de material compuesto, integrado a una estructura de acero tubular y a una carrocería plástica. Por un lado se instala el sistema de propulsión, los frenos, las suspensiones y distintos componentes del vehículo sobre el chasis, mientras que los paneles de la carrocería se incluyen una vez que el chasis se encuentre terminado.

El peso de estos prototipos es muy bajo, con 575 kilogramos para el T.25 y 680 kilogramos para el T.27. La longitud es exactamente la misma, con 2,4 metros de largo. Otra particularidad que tienen estos modelos es la distribución del espacio interior, que se plantea como una suerte de triángulo. El puesto de conducción está colocado en la parte central del vehículo, mientras que la parte trasera del coche está destinada para dos pasajeros más, o bien sirve como un espacio de carga de hasta 750 litros de capacidad.

Para aprovechar al máximo el habitáculo se ha dispuesto el tren propulsor bajo el piso del vehículo. Este motor de 3 cilindros y 660cc, entrega 51 caballos de fuerza y es capaz de alcanzar un consumo promedio de 3,8 litros cada 100 kilómetros, con unas emisiones de 86 gramos de CO2 por kilómetro. Por su parte, el Murray T.27 tiene un motor eléctrico de 34 CV y una batería de 12 kWh de capacidad, que permite alcanzar una autonomía de hasta 160 kilómetros.

Vía | Diario Motor

Imagen | Gordon Murray Design

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...