Llantas Audi: controles de seguridad

Las llantas incorporan con el paso del tiempo importantes elementos tecnológicos y estéticos. Es el caso de las llantas que se ubican en los modelos de Audi, para las cuales se ha presentado recientemente la nueva tecnología Durabright, que se agrega a sus procesos de aleación ligera. En ese marco, son vitales los controles de seguridad desarrollados.

La realidad es que aunque las llantas ligeras como las de Audi aportan agilidad y características deportivas a nuestros coches, el punto más importante es que incrementan la seguridad al conducir. Sin embargo, resulta imprescindible que los controles de calidad y seguridad sobre las llantas sean tan profundos como los que se aplican a otras partes de los vehículos.

Una llanta de aleación ligera de Audi debe superar una extensa lista de controles sobre el material, la superficie y la resistencia de sus componentes. Esto incluye, por ejemplo, un examen radiológico para hallar fisuras o anomalías internas en la estructura de cada llanta, entre muchos otros controles.

Por otro lado, también deben superar un test de corrosión durante el cual se somete a las llantas a un baño ácido y a temperaturas excesivamente elevadas durante un período de 240 horas. Al mismo tiempo, se aplica un control de impacto de piedras y pruebas para medir la resistencia a distintos agentes químicos de estas llantas Audi.

Vía | Automoción Blog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...