Las lesiones más comunes entre los moteros

Los moteros se arriesgan de forma habitual a sufrir lesiones, que pueden ser más o menos graves dependiendo del accidente que sufran.

Lesiones en moto

Nos encanta viajar en moto, disfrutamos con ello y es una sensación que quienes conducen un coche de forma habitual nunca llegarán a entender. Pero tenemos claro que ir en moto supone que en un momento u otro es posible que suframos algún tipo de lesión. Algunas de ellas son más habituales que las demás, lo que hace especialmente recomendable que siempre pilotemos con la protección necesaria a fin de salir sin apuros de cualquier tipo de incidente que podamos sufrir montados en la moto.

Según las estadísticas el mayor porcentaje de lesiones en el motero se producen en la cabeza, siendo esta la razón por la cual es imprescindible conducir con casco. El pecho y el cuello son las dos partes que también tienen un índice más elevado de lesiones a la vista del registro de accidentes que se han producido a lo largo del tiempo. Y no hay que dejar de lado la cadera, que resulta más resistente, pero que de sufrir un golpe considerable en ella también puede salir mal parada.

Hablando de problemas específico, los dolores de espalda son los más habituales entre los moteros, pudiéndose producir tanto si sufrimos un accidente como sino. En este sentido juega un especial papel la postura que adoptemos mientras estamos subidos en la moto. Estos dolores pueden ser habituales, pero de notar que no se nos van deberíamos acudir a un especialista que nos libere de ellos. También derivado de una mala postura se encuentra el sufrir citalgia, un dolor intenso que se extiende de la espalda a la pierna y que nos puede dar más de un quebradero de cabeza mientras pilotamos.

Los moteros también se enfrentan, con el paso del tiempo, a sufrir la posibilidad de encontrarse con el síndrome del túnel carpiano. Este es frecuente entre personas que utilizan sus muñecas de manera constante e intensa, algo que también ocurre, por ejemplo, a informáticos o profesionales que tienen costumbre de hacer uso de sus muñecas en posiciones muy constantes sin darles descanso. Las lesiones de sobrecarga muscular están también a la orden del día, aunque solucionarlas es más sencillo que las que se pueden producir derivadas de accidentes.

En un accidente de moto los pilotos pueden sufrir fracturas de distinta índole, dependiendo de cómo se hayan golpeado y de cuál haya sido el tipo de impacto al caer con la moto al suelo. Pueden ir desde fracturas no demasiado contundentes, que se puedan curar de una forma natural con un tiempo de descanso, hasta aquellas que requieren el uso de material de osteosíntesis. Estas fracturas pueden acabar derivando en problemas serios para los moteros, sobre todo a la hora de continuar con su trabajo normal si la fractura les acaba dejando algún tipo de consecuencia.

Si bien es importante conocer qué tipos de lesiones son habituales entre los moteros, más todavía es conducir con precaución y responsabilidad para no llegar a ninguna de estas situaciones. Eso sí, en el caso que tengamos cualquier tipo de percance, es imprescindible tener una buena asistencia en carretera que nos pueda atender ante una emergencia. Puedo hablar con conocimiento de causa al hablar del seguro de motos de Mutua Madrileña, un amigo íntimo mío motero lo tiene y me ha destacado la asistencia en carretera, entre otros aspectos. Su seguro le atiende los 365 días del año y las 24 horas, tanto en España como en el extranjero, y con coberturas como la asistencia en viaje, asistencia sanitaria urgente o asistencia personal (por ejemplo, a él le llevaron hasta su domicilio en una ocasión y se encargaron de los gastos del vehículo inmovilizado). Son aspectos a tener en cuenta que sólo cuando nos encontramos en una situación de emergencia en carretera valoramos realmente.

Foto: «bergaralphoto» Ramon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...