Juan Manuel Fangio «El Chueco»

Juan Manuel Fangio marco un hito en la Formula 1 y en el público de este deporte, demostrando su gran don al volante, siendo el primer pentacampeón de esta competencia.

Juan Manuel Fangio el orgullo argentino, es aun recordado por muchos amantes de la Formula 1 como uno de los mejores pilotos que hay en la historia, y es que este gran piloto logro conquistar 5 títulos de piloto en la Gran Formula 1, y por si fuera poco, posee el mejor porcentaje de carreras ganadas, ganando 24 de 51 competidas, siendo así un hito que no ha sido alcanzado hoy en día. Pero este gran hombre también es el único que ostenta mas títulos con diferentes constructoras: 4, con la Mercedes – Benz, Ferrari, Alfa Romeo, y Maserati. Juan Manuel Fangio a pesar que era algo tímido de niño, al crecer se volvería muy sociable, poseía casi siempre una sonrisa, y escribo “casi siempre”, porque a la hora de conducir se volvía otra persona, donde la frialdad de un grande a la hora de manejar lo dominaba.

La historia de este grande del automovilismo se inicia el 24 de junio de 1911, en la ciudad de Balcarce – Argentina, hijo de Don Loreto Fangio y de Doña Herminia D’Eramo, dos inmigrantes italianos provenientes de Abruzos. Pasado el tiempo, los familiares y sus amigos lo empezaron a conocer como el “chueco”, esto debido a la forma de sus piernas, las cuales quedaron al descubierto mostrando sus formas curvadas en un partido de fútbol (otra pasión de Fangio). Ya de joven, a los 13 años, trabajaría en un taller mecánico de la agencia Studebaker, donde fue conociendo de motores, a la vez que aprendía a conducir. Fue en este taller donde obtendría su primer coche, el Overland de cuatro cilindros, que se lo gano en compensación de la deuda que el taller le tenía. Pero esta alegría le duraría poco, debido que contraería pleuresía, enfermedad que lo postraría en cama durante un año, pero se curaría con la asistencia de su madre, todo para que poco después el ejército lo reclute.

Chevrolet de Fangio en el Museo Itinerante JMF

Después de cumplir servicio militar obligatorio, a la edad de 21 años, Juan Manuel Fangio regreso al hogar, y como regalo su padre le regalaría una porción de terreno, donde poco después el construiría su primer taller, que mas adelante le solventaría poder inaugurar otro, en pleno centro de Balcarce.


En el año de 1939, gracias a la ayuda de sus muy buenos amigos y vecinos, compraría un Chevrolet, para poder competir en una carrera nacional, muy al pesar de la negativa de sus padres, pero el amor por los bólidos era más. Y es aquí donde se empieza el auge del más grande argentino, ya que ganaría la competencia argentina del año1940 y la de 1941; con lo ganado se compro un nuevo carro, un Maserati, asimismo adquirió camiones para dedicarse a la venta de estos.

Él sabía que la grandeza lo esperaba en Europa, pero le era imposible ir a competir debido a la segunda guerra mundial. En el año 1947 se concreto el sueño, gracias a la ayuda que le prestaría el Gobierno Argentino, que vio en él el hombre que pondría en alto el nombre de su país.

Es así que en 1950, Fangio competiría en la Formula 1, a bordo de un auto de la escudería Alfa Romeo, donde después de disputar 7 carreras, y haber ganado el primer lugar en 3, lograría el segundo lugar del campeonato. Para el año 51, volvió a competir a lado de Alfa, pero tenia un duro rival, la Ferrari. Es así que gracias a un buen plan de los ingenieros de la escudería, lograrían imponerse a los autos de Ferrari, los cuales eran los más veloces de la época, a la vez que no necesitaban tanta recarga de gasolina. Después de 8 carreras, en las que se impondría como primer lugar en 3, ganó por fin el ansiado titulo del campeonato mundial de Formula 1. El año 1952 se prestaba idóneo para sumar más laureles; pero en Monza, tubo que poner una pausa a sus participaciones, debido a que sufre un accidente en el cuello, que lo imposibilitaba de participar en todo el año, es por eso que no pudo tentar el bicampeonato.

Pero la vida te da revanchas, y él busco la suya, es así que para el año 1953, vuelve a la competencia, en que lamentablemente solo ganaría 1 carrera de las 9 competidas, y fue el motivo por el que solo lograría el segundo lugar en la competencia de la Formula 1.

En 1954, es donde se empieza una racha de campeonatos. Debido a que los autos de Maserati no eran aun aptos para la competencia, tuvo que competir para Mercedes, pero esto no mermaría su buen desempeño, demostrando un alto nivel de competencia y ganando 6 carreras, lo que lo volvería en el campeón indiscutible del año. Al año siguiente, siguió en el equipo Mercedes, y es aquí donde conoce al inglés Sterling Moss, quién mas tarde, debido a todo lo que aprendía con el gran Fangio, lo apodo “el maestro”. Dando inicio a una gran dupla, que se vería envuelta en felicidad debido al nuevo logro de Fangio, un titulo mundial más.

Al año siguiente le siguió una desgracia, que puso en peligro toda la competencia. Se dio un accidente en el circuito de Le Mans, en Francia, en que a bordo del Mercedes 300 SLR, Fangio se estrello involuntariamente contra el público, causando la muerte de los espectadores. Esto puso en riesgo toda la competencia, pero aunque dolido por lo sucedido, se dio cuenta que la mejor manera de devolverle la gloria a la Formula 1, era ganando otro titulo más, logrando este cometido; sien embargo Mercedes tuvo que abandonar la competición ese año.

En 1956, Fangio ancla en Ferrari, donde se impondría de nuevo en la alta competición, ganando su cuarto titulo personal, y el 3 en manera consecutiva.

Para 1957, “el maestro” regresa a Maserati, mas que nada por la mala comunicación que tenia él con Enzo Ferrari, dueño de la escudería Ferrari, y esto por el simple hecho que Enzo le tenia rencor por haberle ganado antes; si Fangio quería su perdón, debería demostrarle el mismo ganando con Ferrari otro titulo. Juan Manuel logra el campeonato de nuevo a dolor de Enzo Ferrari, el cuarto consecutivo, y el quinto y ultimo de su carrera. Para el año siguiente decide competir solo algunas carreras, pero ya cansado y sin necesidad de mas laureles, decide retirarse.

Juan Manuel Fangio – Imagen de Motormania.it

Los años le darían mas premios, pero carentes de emoción, la misma que el ya creía innecesaria. Una frase celebre de Fangio referente a los coches es: “el automovilismo es una ciencia que necesita un largo estudio, y a la vez es un arte que debería ser cuidado”. Fangio, “el mejor piloto deportivo de todos los tiempo”, falleció en el año de 1995, a la edad de 84.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...