Jaguar C-XF y XK, el futuro sobrepasa las expectativas

Jaguar posee dos grandes modelos que son ahora iconos de la gestión que ha realizado en el parque automotriz, hablamos de los modelos C-XF y el XK, dos referentes del lujo y la deportividad. Ultimamente se ha comentado que los modelos en si tienen un parecido con los de Aston Martin, sin embargo la respuesta es sencilla, el mismo diseñador que uso Jaguar es quien tomo la desición de construír los modelos de Aston Martin, ¿coincidencia?

El Jaguar C-XF es un coche que tiene varios elementos que vale la pena observar a modo de ir viendo que es lo que se rescata de los modelos actuales de la marca, lo que se toma prestado de otras marcas y además lo que vendrá para el futuro de los responsables del indomable Jaguar. Observando las ilustraciones disponibles del modelo podemos de inmediato confundirnos con dos coches, el Jaguar XK actual y un Aston Martin. La primera alternativa obedece a que han decidido darle varios elementos constitutivos del modelo conocido como XK actual de la marca aunque planteando una diferencia muy interesante como lo sería que en esta oportunidad no se trata de un biplaza sino que de uno que posee cinco plazas con cuatro puertas, un detalle interesante.

Por otra parte muchos han establecido el parecido que tiene con los modelos de Aston Martin, por ahí se escucha que posee una similitud con el modelo Vanquish aunque no es una copia fiel del mismo, sin embargo no se trata de que la creatividad de los fabricantes ingleses haya llegado a su final, sino que el creador del modelo XK es precisamente el mismo que diseño el Aston Martin Vanquish y el DB7, hablamos de Ian Callum, por ello es que el parecido es notable tanto en la versión comentada como en el moderno Jaguar C-XF.



Un poco atrás en el presente artículo dijimos que la diferencia fundamental o más notoria entre los dos modelos de Jaguar comentados era la posibilidad de cuatro puertas versus las dos del modelo XK y además de que las plazas del nuevo C-XF entregan muchas más posibilidades al usuario que en una versión deportiva. Por cierto, tenemos que recalcar que el modelo que describimos a pesar de tener un espacio interior digno de cualquier sedan catalogado como de “cómodo”, es de una apariencia exterior apabullante, puesto que es muy deportivo y tiene unos toques exclusivos en su carrocería que lo convierten en el deportivo sedan favorito de quienes gozan con la exclusividad que Jaguar acostumbra a ofrecer a sus clientes y potenciales nuevos usuarios.

Por ejemplo si observamos la parte frontal del coche podremos descubrir como los focos delanteros están elaborados con un cuidado quirúrgico, como quien dibuja los ojos de un gato y entrega por lo demás la agresividad necesaria como para dar la impresión de que algo interesante ocurre bajo el capo. Podría criticarse la parrilla corporativa que se monta en el coche, pero lo cierto es que le entrega una especie de aspersor de aire muy deportivo y que al mismo tiempo da limpieza y determinismo al vehículo, algo que se valora mucho hoy en día, puesto que no se ven muchos coches con personalidad.

Ahora bien, las entradas de aire ubicadas en el paragolpes delantero no son precisamente las de un coche que se consideraría como adicto a la velocidad pero sí que gusta de exigirse de vez en cuando, es aquí donde se reconoce como Jaguar da finesa a sus modelos y los distingue de los crudos deportivos que se catalogan como tales con la siempre fría primera impresión. Vamos avanzando en el coche y nos damos cuenta de que el capo incluye dos entradas de aire verticales con el comienzo del parabrisas que dan una impresión a ver un Aston Martin pero que con los relieves de capo y resto de carrocería terminan por convencer como un modelo exclusivo de Jaguar.

Observando el costado vemos que está demasiado desprovisto de elementos que aprovechen la carrocería, no existe la certeza de que la versión final efectivamente vaya a tener dichos contornos o si se le adicionara uno más aparte del que posee en la parte inferior de las puertas. Aquel relieve de las puertas es muy hermoso, da un toque de aerodinamismo y al mismo tiempo entrega distinción al coche. Los arcos de rueda son muy grandes y abultados, quizás en combinación con los focos delanteros pueda recordar al modelo que posee Mazda, el RX-8, pero en esta oportunidad con mucho mas cuerpo que el diminuto deportivo recordado. Las llantas que se montan son de 19” o 20”, motivo suficiente como para seguir especulando con las características del motor que comentaremos más adelante.

Decididamente observamos el coche desde una perspectiva lateral y ahí dimos con la diferencia que nuevamente ocupa un sistema conocido para el público amante de los coches vanguardistas, la manilla de las tercera y cuarta puerta del coche están ubicadas al terminar la puerta y no en una posición tradicional, por lo que se distingue un modelo deportivo y moderno con un tradicional sedan que no terminaría por convencer mucho. Se observan por lo demás todos los relieves de la carrocería que van desde el costado del coche por la parte superior de las puertas hasta llegar a la parte del maletero del vehículo, algo que le da forma, personalidad y aerodinámica al coche.

Sorprendentemente la cadencia no es ni negativa ni positiva, solo se aprecia una leve inclinación del capo hacia el suelo, con lo que se presume que cortara el viento y dará origen al proceso aerodinámico para ayudar a disminuir la resistencia que provoca la aceleración en choque con el viento atmosférico. Podemos asimismo deslumbrarnos con la leve inclinación que tiene el techo del coche desde que se levanta para formar el parabrisas hasta culminar con el vidrio posterior, algo similar a un coupe encubierto, como lo que hacen los de Aston Martin aunque esta vez con cinco plazas espaciosas que dan un toque interesante a un segmento poco explorado, sedanes con algo de coupe para toda la familia.

Finalmente para dar algunos detalles de su interior, queremos mencionar que posee un reproductor de DVD que podrá ser visible desde el copiloto, para evitar distracciones del piloto precisamente, y además mencionamos que se adelanta un Full equipo soberbio para cada uno de los componentes internos del coche. Respecto del motor que se montará en este exponente de Jaguar el C-XF, se hace alusión a un corazón de 420 caballos de potencia, con los que fácilmente superará los 300 kilómetros por hora, a menos que venga limitado electrónicamente lo que por lo demás no sería ninguna sorpresa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...