Fornasari Racing Buggy

En el vídeo podéis ver el Fornasari Racing Buggy, un modelo lanzado por la marca italiana Fornasari, firma fundada oficialmente en 1999 aunque la pasión por el mundo del motor de sus fundadores se delataba a principio de los 90. Los coches que ofrece son muy particulares, aunque el Racing Buggy destaca por salirse de la línea que mantiene la marca.

El Racing Buggy se considera un vehículo fruto de la capacidad creativa de la firma, sus responsables indican que se le ha intentado otorgar deportividad y capacidad para todo tipo de terrenos, pretende captar al público juvenil, aunque sinceramente creo que es un coche que puede apasionar o ser odiado.

El coche cuenta con diferentes opciones de personalización y motorización potente, se basa en dos plataformas diferentes, cada una de ellas con características distintas, la primera se basa en la del Chevrolet Trailblazer 2013, la segunda es un chasis tubular. En la primera opción los usuarios pueden elegir entre dos variantes, un motor diesel de 180 caballos y un gasolina de 250 caballos, la segunda opción se asocia a un motor diesel de 250 cv o un motor gasolina V8 de 500 caballos, el mismo que llevan la gama Corvette.

La transmisión de seis velocidades puede ser manual o automática, además se incluye la opción de tracción a las cuatro ruedas, también se ofrece una gran variedad de llantas que van en un rango de 16 a 23 pulgadas. Con respecto a los colores de la carrocería las opciones son variadas, estos combinan con detalles interiores en las mismas tonalidades. Cada usuario puede elegir la configuración del Racing Buggy adaptando el modelo a todo tipo de criterios, la personalización interior cuenta con múltiples opciones, incluida la personalización extrema, la marca asegura que no hay límite para la imaginación y pretende satisfacer un 110% las exigencias de los usuarios.

Podemos leer en el artículo de Autoblog que las últimas tecnologías y comodidades también se integran en el coche, tapicería en piel para los asientos, salpicadero de aluminio abatido, faros de xenón, climatizadores bizona, navegador, elementos decorativos en fibra de carbono, etc. Dependiendo de la configuración el precio puede variar desde los 70 hasta los 120 euros.

Sinceramente, dada su carrocería, el Fornasari Racing Buggy desentona en el ambiente urbanita, pero encaja muy bien en las carreteras de montaña. Os recomiendo dar un vistazo a la web de Fornasari y conocer a fondo todos los detalles y características, también merece la pena dar un vistazo a otros modelos que seguramente a más de un lector le apasionarán.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...